Archivo
Cuando le informó a la funcionaria que se la habían realizado una vez en 2011 y otra en 2016, ésta le respondió que su ADN no existía en el expediente del caso

Como una “burla” de las autoridades, calificó la madre de una joven desaparecida en Saltillo el hecho de que en abril anunciaran la toma de muestras de ADN a familiares de personas no localizadas.

Ana Laura Garibay Garza expuso que desde la última vez que vio a su hija, Xiomara Cristel Rodarte Garibay –quien hace siete años no llegó a casa tras salir de trabajar–, en dos ocasiones se ha sometido a la prueba.

“Se están burlando de nosotros. Yo pensé que me iban a tener respuesta de algún cuerpo que hubieran encontrado, pero me salen con que apenas me van a hacer la prueba de ADN”, dijo a VANGUARDIA, luego de que a mediados de abril recibiera la llamada de una abogada de la Fiscalía de Personas Desaparecidas, quien la citó para que acudiera a practicarse el examen.

Cuando Ana Laura le informó a la funcionaria que se la habían realizado una vez en 2011 y otra en 2016, ésta le respondió que su ADN no existía en el expediente del caso.

“Le dije: ‘señorita, no puede ser posible, ¿cómo que no la tiene?, cheque bien el expediente’. Dijo: ‘no, en el expediente no tenemos nada de pruebas’. Cómo les gusta jugar con uno, en serio”, consideró.

Y es que hace dos años, apuntó, las autoridades le prometieron que con su ADN boletinarían por todo el País a Xiomara Cristel, quien desapareció con 19 años dejando dos hijos pequeños y a su esposo. Pura burla”, reiteró Ana Laura.