Fotos: Cortesía El Popular
La matadora mexicana terminó con graves lesiones en el rostro durante una corrida en la Feria de Puebla

La matadora mexicana Hilda Tenorio terminó esta noche con la mandíbula destrozada durante una corrida en la Feria de Puebla.

Fractura maxilar, lesión en paladar y una laceración de cinco centímetros en el labio, fue el daño que le perpetró el toro a  la morelense, luego que recibiera de rodillas al animal, en el festejo de El Relicario.

Debido a las heridas, Tenorio fue trasladada al hospital Betania para recibir atención médica.

Este es el segundo percance de Tenorio en su carrera como matadora, recordemos que cuando tenía 16 años y empezaba de novillera sufrió una cornada en el rostro. Un trozo de piel le colgaba y los médicos tuvieron que darle más de 80 puntadas para cerrar la herida.

(Con información de El Popular)

Fotos: Cortesía El Popular