Jorge Zermeño, alcalde de Torreón / Foto: Vanguardia
Aseguró que la gente está bien y todo está regresando a la normalidad

Torreón, Coahuila. – Al cumplirse una semana de la tragedia en el Colegio Cervantes, el alcalde Jorge Zermeño Infante, dijo que la ciudad está viviendo todavía una especie de duelo, pero la gente está bien y todo está regresando a la normalidad.

El compromiso del municipio acompañar a los niños y padres de familia, la vida sigue y tenemos que seguir trabajando y ver por nuestros hijos.

En los estacionamientos del plantel, esta semana se pintaron rayas divisorias donde los padres llegan para recoger a sus hijos, trabajos que ya habían sido solicitados al municipio por la dirección de la escuela.

El munícipe exigió que los operativos de revisión de mochilas en las escuelas, tengan siempre el acompañamiento de los padres y maestros y las que quieran instalar arcos detectores de metales, lo pueden hacer, apuntó.


LICENCIAS

Por otra parte, Zermeño Infante manifestó que el pago de las licencias mercantiles realmente es mínimo, porque hay que revisar las instalaciones y funcionamiento de los negocios, pero no puede ser un solo cobro para empresas grandes o pequeñas, como proponen los empresarios.

Refirió que las licencias mercantiles las más caras son de alrededor de mil pesos y por los arreglos o convenios con la Cámara de Comercio, la mayoría paga nomás 200 o 300 pesos al año, a veces no llega ni a un peso diario, señaló.

Indicó que los ingresos municipales de Torreón son de los más bajos en el país, la gente paga más de IVA y de otros de derechos, que lo que le pagan al municipio, “y luego reclamamos mejores calles, mejores servicios, mejor vigilancia, mejor todo…”.