Foto: Especial
Esta amplia operación concierne a los modelos 4Runner (modelos 2010-2016), Corolla y Matrix (2010-2013) y Sienna (2011-2014), entre otros

Nueva York. Toyota anunció el miércoles que retirará del mercado 1.7 millones de autos en América del Norte como parte de una campaña general relacionada con los airbags defectuosos Takata, vinculados a una veintena de muertes en todo el mundo.

El fabricante japonés no reveló si ha sido informado de casos de heridos o incidentes graves relacionados con los nuevos autos retirados del mercado.

Esta amplia operación concierne a los modelos 4Runner (modelos 2010-2016), Corolla y Matrix (2010-2013) y Sienna (2011-2014).

Los modelos de su marca premium Lexus también se ven afectados: los ES 350 (2010-2012), GX 460 (2010-2017), IS 250C y 350 C (2010-2015), IS 250 y 350 (2010-2013) y el Lexus IS-F (2010-2014). Además, se incluyó al modelo Scion XB (2010-2015).

Los concesionarios de Toyota y Lexus reemplazarán el inflador de los airbags o el sistema completo de este accesorio de emergencia.

La semana pasada, el fabricante de automóviles estadunidense Ford recibió 953 mil vehículos devueltos por problemas técnicos con los airbags Takata.

Para Toyota, este es el tercer 'recall' masivo en cinco meses por problemas de los airbags. En noviembre, el grupo japonés ya hizo retirar más de 1,6 millones de vehículos en todo el mundo.

El defecto encontrado en los airbags Takata fue divulgado por las autoridades de Estados Unidos en 2014 y desde entonces ha llevado a campañas de retiradas masivas del mercado.