Trabaja. En las obras que supervisó el Alcalde trabajan 133 empleados municipales. CORTESÍA
Desde el inicio de la contingencia se han limpiado mil 250 metros en calles del fraccionamiento

En seguimiento a los compromisos con vecinos del fraccionamiento el Campanario, afectados por la tormenta tropical Hanna, y para fortalecer el desarrollo un proyecto que evite nuevas inundaciones, el Ayuntamiento de Saltillo estableció un plan a corto, mediano y largo plazo.

Alejandro Hassaf, de Servicios Primarios, dio a conocer que se realizaron trabajos de limpieza y desazolve en las áreas afectadas.

Desde el inicio de la contingencia se han limpiado mil 250 metros en calles del fraccionamiento, además de apoyar en la limpieza de 18 casas en su interior.

Además se construirá un bordo provisional de 320 metros que, en caso de nuevas lluvias, tendrá la capacidad de encauzar el paso del agua y evitar otra inundación. Además se habilitará un portón de emergencia colindante co Los Encinos, para protección de ambos sectores.

Otro de los compromisos del alcalde Manolo Jiménez fue la reconstrucción de las calles más afectadas.

Por su parte, el director de Desarrollo Urbano, Andrés Garza, dijo que se estableció un compromiso con los desarrolladores de vivienda de la zona, quienes serán los encargados de la construcción de colectores pluviales.

Estas obras se contemplan en el bulevar el Minero, para conectar al arroyo Blanco; en el bulevar Fundadores para proteger a la colonia Santa Bárbara; y en Villa Bonita II, que conecte el arroyo Blanco hacia el Cuatro Bajo.

También realizará una revisión de los fraccionamientos en construcción y pedirán a los desarrolladores para que se realicen inversiones en obras pluviales.