Foto: Especial
Las empresas despidieron personal a medida que el covid-19 golpea las ciudades donde operan

Uber va a recortar 3,700 puestos de trabajo, aproximadamente 14% de su fuerza laboral corporativa, luego de que los cierres diseñados para controlar el coronavirus  pusieron de cabeza a la industria de viajes compartidos. 

En un memorando al personal que pudo ver Financial Times, el director ejecutivo de Uber, Dara Khosrowshahi, advirtió que se van a anunciar recortes adicionales a su debido tiempo, a medida que la compañía haga “ajustes difíciles” para que coincidan con “la realidad de nuestro negocio”. 

“Estamos analizando muchos escenarios y todos y cada uno de los costos, tanto variables como fijos, en toda la empresa”, dijo Khosrowshahi, quien renunció a su salario base durante el resto del año.

“Pueden esperar una actualización final adicional para ustedes dentro de las próximas dos semanas”. 

El servicio de solicitud de transporte se une a una serie de compañías de Silicon Valley que llevan a cabo cortes profundos. El martes pasado, el sitio Airbnb dijo que planea despedir a 25% de su personal, mientras se concentra en su negocio principal de compartir alojamiento. 

Lyft, el rival de Uber, dijo hace dos semanas que reduciría 17% de su fuerza laboral. En sus últimos resultados trimestrales, la empresa dijo que sus medidas de reducción de costos le van a ahorrar 300 millones de dólares (mdd) en gastos generales anuales.

Anteriormente anunció que planeaba despedir a 982 empleados y le dio licencia sin remuneración a 288 más. 

En un documento agregó que espera incurrir en un costo de 20 mdd debido a las indemnizaciones por despido.

La compañía también planea cerrar alrededor de 40% de sus 450 Greenlight Hubs, instalaciones donde los conductores de la compañía reciben asistencia para suscribirse a la aplicación y otras necesidades relacionadas. 

No proporcionó ninguna información adicional sobre el grado en que la pandemia  golpeó su negocio; solo reiteró que los viajes se redujeron “significativamente”. “Y al congelar nuestras contrataciones, simplemente no hay suficiente trabajo para los reclutadores”, explicó Khosrowshahi en el memorando.

A mediados de marzo, Khosrowshahi les dijo a los inversionistas y analistas que las reservaciones de coches disminuyeron hasta 70% en algunas ciudades que comenzaron los cierres antes, como Seattle. 

Previo a la pandemia, Uber dijo a los inversores que esperaba registrar un trimestre rentable a finales de año, antes de ajustar por intereses, impuestos,  depreciación y amortización. Desde entonces, retiró su directriz para el año, pero todavía no actualiza su objetivo de un trimestre rentable. 

Lyft también retiró su pronóstico para 2020 y el miércoles pasado no ofreció ninguna proyección para su segundo trimestre, ya que los cierres de emergencia están en pleno efecto en Estados Unidos y Canadá, los dos mercados donde opera. 

“Si bien la pandemia de covid-19 plantea un desafío formidable para nuestro negocio, estamos preparados para enfrentar esta crisis”, dijo Logan Green, director ejecutivo y cofundador de Lyft. “Estamos respondiendo a la pandemia con un agresivo plan de reducción de costos que nos dará una estructura de gastos aún más ágil y nos permitirá resurgir más fuertes”. 

Logan dijo a los inversionistas que la compañía experimentó una disminución fuerte en los viajes desde mediados de marzo. Para el mes de abril, los viajes cayeron 75%.