Édgar Sánchez, diputado local. Fotos: Especial
Cualquiera podría trabajar como chofer, aún sin cumplir con los perfiles exigidos por Uber e Indriver
Ellos te dan otro perfil, te dan otra cuenta, inclusive si el carro no cumple con los requisitos”.
Édgar Sánchez, diputado local.

Ante la falta de regulación a las empresas de redes de transporte que operan en Coahuila, se detectó que entre los mismos conductores de compañías como Indriver y Uber, se venden las cuentas, lo que pone en riesgo a los usuarios, pues en ocasiones el chofer que llega al punto de encuentro no coincide con el que aparece en la aplicación.

En grupos de redes sociales hay personas que ofrecen cuentas a partir de los 3 mil pesos, para que sean usadas por otras personas sin necesidad de realizar el registro oficial ante la compañía, lo que provoca que puedan trabajar aunque no cumplan con los requisitos del modelo del automóvil ni tienen que comprobar que no tengan antecedentes penales.

Otra de las irregularidades detectadas es que hay personas que se dedican a hackear y falsificar cuentas y ofrecen sus servicios a través de redes sociales.

El coordinador de la Comisión de Desarrollo Urbano, Infraestructura y Transporte del Congreso del Estado, Édgar Sánchez Garza, aseguró que ya tienen conocimiento de diversas actividades ilícitas que cometen las empresas de redes de transportes y agregó que tampoco han cumplido con el registro que están obligados a realizar ante el Gobierno Estatal.

“Son actividades ilícitas porque te dan el servicio si tienes antecedente penal o si tienes un problema y no pueden darse de alta, ellos te dan otro perfil, te dan otra cuenta, inclusive si el carro no cumple con los requisitos, te ponen otro vehículo y a la hora de que llegas te das cuenta de que no es el servicio que contrataron”, dijo Sánchez Garza.

El legislador aseguró que cuentan con las pruebas necesarias con conversaciones y publicaciones de actividades ilícitas que se realizan con cuentas de las empresas de transporte privado sin que éstas se den cuenta.

“Es importante que estos datos se los demos a la Secretaría de Seguridad Pública, a la Policía Cibernética, para que investiguen bien, evitar este tipo de problemas y ya se están dando los operativos, porque por ejemplo, también se ha detectado que se paran en sitios como si fueran taxistas y suben pasajeros sin usar la aplicación”, comentó.

Por otro lado, alertó que estas irregularidades podrían detonar en problemáticas graves como secuestros, extorsiones y asesinatos, que han ocurrido en otros estados ya. Por ello, exhortó a que se tomen cartas en el asunto.

“Este tipo de delitos que están cometiendo en falsificar cuentas es un delito penal, las autoridades deben de actuar en consecuencia. Y también las mismas empresas tienen que saber qué está pasando, son responsables también, pero el problema es que son empresas extranjeras que no tienen representación en el país”, advirtió.

Sánchez Garza aseguró que ante esas ilegalidades, las autoridades deberían de incluso retirarles el permiso de operar en el Estado, pues dijo que tampoco están cumpliendo con sus registros ante el Gobierno Estatal. 

“Yo ni les hubiera dado permiso para operar en Coahuila, porque ni siquiera la ganancia se queda aquí, no cumplen con los requisitos, en otros estados vimos que no han funcionado. Es competencia desleal para los taxistas, se les debería de quitar el permiso para operar en el Estado si es que no quieren hacer nada legal”, concluyó.

ENTÉRESE

Las cuentas para trabajar como chofer de Uber o Indriver se comercializan entre los mismos choferes.

El problema radica en que cuando alguien pide un servicio, llega un chofer y un auto que no corresponden a lo que aparece en la aplicación.

Las cuentas se comercializan a partir de los 3 mil pesos para que sean usadas por cualquier persona.

El comprador no necesita realizar el registro oficial ante la compañía.

Así se pueden violar los requisitos de cumplir con determinado modelo de automóvil ni comprobar que no tiene antecedentes penales.