Archivo
Este caso, fue denunciado desde abril del 2017 y la FGE inició una carpeta de investigación por el delito de violación calificada a menor bajo calidad de ministro de culto

Tras ocho días de espera en prisión preventiva, este martes, el padre Juan Manuel Riojas Martínez mejor conocido como ‘El Padre Meño’, visitará nuevamente una de las salas de audiencia del Centro de Justicia Penal en Piedras Negras para reanudar su juicio oral donde se le acusa por actos de pederastia. 

La cita aceptada a petición de los agentes del Ministerio Público, fue determinada por los jueces que desarrollarán el caso para entrar al juicio en punto de las 10:30 horas de este martes 18 de septiembre en poder del Distrito Judicial de Río Grande en la frontera de Coahuila.

Este juicio, dio inicio desde el pasado 10 de septiembre; sin embargo, su desarrollo fue postergado ocho días debido a que dos de los 25 testigos programados por los cuales se desarrollará la teoría del caso, no se presentaron a su comparecencia. 

Archivo

Uno de ellos, es el presbítero Jesús Gerardo Martínez Compean, quien hasta el fin de semana, según lo confirmado por la Diócesis de Piedras Negras, se encontraba en Roma por cuestiones profesionales, y al que para garantizar su presencia, la Fiscalía General del Estado subsanó los gastos de transportación hasta la ciudad fronteriza, ya que lo han catalogado una pieza importante para la teoría del caso denunciado por la presunta víctima, el exseminarista Javier Calzada. 

Entre los 25 testigos que se encuentran citados, se encuentra el obispo de Piedras Negras, Alonso Gerardo Garza Treviño, quien junto con el resto, se comprometieron ante el juez para presentarse a esta nueva cita, o de lo contrario, admitieron tener el conocimiento de que podrían hacerse acreedores a una multa o detención. 

Este caso, fue denunciado desde abril del 2017 por el exseminarista Javier Calzada Tamez, con lo que la FGE inició una carpeta de investigación por el delito de violación calificada a menor bajo calidad de ministro de culto, contra los hechos ejecutados por el “Padre Meño” durante el 2014, mientras fungía como rector del Seminario Diocesano de Piedras Negras y quien permanece en prisión preventiva desde agosto del año pasado.