Foto: Archivo
El Obispo de Saltillo calificó los eventos como una “barbaridad”, comparable a las vejaciones que atestiguó años atrás en la Zona de Tolerancia de Saltillo

Luego de que el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Prodh) documentara cuatro casos de tortura sexual contra mujeres en Coahuila, por parte de autoridades, el obispo Raúl Vera calificó los eventos como una “barbaridad”, comparable a las vejaciones que atestiguó años atrás en la Zona de Tolerancia de Saltillo.

“’¡Es una barbaridad, una salvajada! Cuando yo estuve en el caso de las mujeres violadas en la Zona de Tolerancia logramos que se detuvieran a por lo menos nueve miembros del Ejército.

“Pero entró Calderón, poniéndose su uniforme militar, y otra vez van para fuera”, comentó el prelado, en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia de Género (25 de noviembre).

El sábado, VANGUARDIA MX dio cuenta de los casos, que forman parte del reporte “Mujeres con la frente en alto. Informe sobre la tortura sexual en México y la respuesta del Estado”.

 

Uno de ellos relata el abuso sufrido por una mujer en Torreón en febrero de 2013: “Ella fue violada por un mando de la Secretaría de Seguridad Pública frente a su esposo”, quien después habría sido ejecutado arbitrariamente.

También en Torreón se documentaron dos abusos más: una violación consumada en 2015 por parte del extinto Grupo de Armas Tácticas Especiales (GATE), y otra detención arbitraria, amenaza de violación y tortura por parte de la Policía Federal en 2014.

El cuarto agravio tuvo lugar en Saltillo en 2013, por parte de elementos del GATE, en contra de una comerciante que fue llevada a las instalaciones de la corporación y obligada a practicar sexo oral a un agente.