La guerra contra el ‘huachicoleo’ de la nueva administración ha dado como consecuencia el desabastecimiento de gasolina en gran parte de la República, sin embargo, también ha traído grandes beneficios como la mejora en la calidad del aire de la Ciudad de México de acuerdo con el Sistema de Monitoreo Atmosférico (Simat)

La guerra contra el ‘huachicoleo’ de la nueva administración ha dado como consecuencia el desabastecimiento de gasolina en gran parte de la República, sin embargo, también ha traído grandes beneficios como la mejora en la calidad del aire de la Ciudad de México de acuerdo con el Sistema de Monitoreo Atmosférico.

Lo anterior como resultado del desabastecimiento de gasolina y, por ende, la baja circulación de automóviles por la ciudad, lo que ha reducido la concentración de partículas suspendidas, así como la presencia de contaminantes.

Hasta el momento, el Imeca de la Ciudad de México se mantiene en 86, registrando valores de 72 en la alcaldía de Tlalpan, 62 en Coyoacán y 54 en la zona de Iztacalco, con lo que registra una calidad de aire regular en promedio.

El Sistema de Monitoreo Atmosférico (SImat) hace un par de semanas alertó sobre la contingencia ambiental después de informar que el índice de la Calidad del Aire registraba un valor de 106, calificado como mala en escala de contaminantes, y a tan solo un rango de muy mala.

Asimismo, Petróleos Mexicanos (Pemex) también comunicó que, ante el reciente desabasto de hidrocarburos en la Ciudad de México, los ciudadanos deben mostrar resistencia ya que es una molestia momentánea para un beneficio permanente.