Reclamo. Raúl Vera critica que México no sea el que juzgue al exsecretario de Seguridad.
Reclama el obispo de Saltillo por falta de investigación mexicana contra el ex funcionario

Luego de varios días de que el ex secretario de Seguridad de México, Genaro García Luna, fuera aprehendido por autoridades norteamericanas, el obispo de Saltillo, Raúl Vera, manifestó sentir vergüenza de que hayan tenido que ser ellos quienes actuaran contra lo que en el país era un secreto a voces.

Fue el pasado 10 de diciembre cuando autoridades norteamericanas informaron sobre la aprehensión del integrante de gabinete del expresidente de Felipe Calderón, que responde a una serie de indagatorias donde se le acusa de nexos con el narcotráfico mexicano.

Ante la noticia, el obispo de Saltillo manifestó que después de varios años una vez más tuvo que intervenir la justicia norteamericana en un caso que en México era bien conocido tanto por autoridades como por ciudadanos.

“Es Estados Unidos el que lo está haciendo. Es una vergüenza”, expresó el obispo.

En ese sentido, ante las manifestaciones que incluso ha dado el expresidente Felipe Calderón, sobre su presunto desconocimiento por los actos de García Luna, el obispo afirmó que “todo el mundo sabía” de las circunstancias que atravesó al país mientras estuvo al frente de la SSP, como numerosos actos de desaparición y de ejecuciones extrajudiciales.

“Todos sabíamos de García Luna en México, todos sabíamos quién era y que lo tenga que hacer Estados Unidos, es una vergüenza”, manifestó reiteradamente el obispo.