Foto: Especial
El sistema tiene una amplia cobertura nubosa de unos 500 kilómetros en su extensión lo que producirá lluvias intensas a torrenciales este domingo en los estados de Nayarit, Jalisco, Colima y Michoacán

México.  La tormenta tropical Priscilla, que se formó este domingo, se dirige hacia Colima, y se prevé que ingresará a tierra cerca de Manzanillo, durante la tarde noche de este domingo, informó la directora de la Comisión Nacional del Agua, Blanca Jiménez.

Explicó que las aguas del Océano Pacífico, por donde cruza Priscilla, tienen una temperatura superior a los 29 grados centígrados, mayor que su promedio histórico, lo que le proporciona energía y humedad para continuar generando lluvias.

Detalló que el sistema tiene una amplia cobertura nubosa de unos 500 kilómetros en su extensión lo que producirá lluvias intensas a torrenciales este domingo en los estados de Nayarit, Jalisco, Colima y Michoacán.

Esto ocasionará un incremento en los caudales de ríos y arroyos, así como inundaciones en zonas bajas, con posibilidad de deslizamientos de terreno y afectaciones en caminos y tramos carreteros. Este domingo se pronostica un oleaje de entre 2 a 3 metros de altura en las costas de Jalisco y Colima, y de hasta 2 metros de altura en las costas de Oaxaca, Guerrero, Michoacán y Nayarit.

A esto se suma que la tarde de este domingo ingresará el Frente Frío Número Seis, que producirá rachas de vientos intensos y lluvias muy fuertes en los estados del norte y noreste de México.

Explicó que hay vigilancia especial en ríos de Michoacán,Colima y Jalisco debido a Priscilla, mientras que por los frentes fríos están en vigilancia cauces de Tamaulipas, Veracruz y Tabasco. Asimismo hay vigilancia en presas de Michoacán, Colima, Jalisco, Tamaulipas, Veracruz y Chiapas.

Ante este pronóstico, la Coordinación Nacional de Protección Civil activó Alerta Verde (Peligro bajo) en Colima y Jalisco.

En su cuenta de Twitter @CNPC_MX señaló que ante esas condiciones se recomienda a la población en general extremar precauciones en las zonas de los estados mencionados por lluvias, viento y oleaje (incluyendo la navegación marítima). Además, atender las recomendaciones emitidas por las autoridades del Sistema Nacional de Protección Civil, en cada entidad.