Foto: Especial
De la amenaza de aranceles de 25% a los productos nacionales si no se frenaba la migración, Rosenzweig dijo que parece que los datos que presentó la Cancillería convencieron

CDMX.- La guerra comercial entre los gobiernos de EU y China no parece tener una pronta solución, pese a que ambos frenaron la imposición de aranceles para un nuevo paquete de productos, dijo el presidente del Comité de Comercio Exterior y Logística de la American Chamber, Francisco de Rosenzweig.

Las negociaciones para terminar con esta imposición mutua “francamente no se ve que sea sencillo ni pronto”, aunque es deseable que no demore más por el impacto que puede tener sobre el crecimiento mundial y de EU, así como el impacto a la economía mexicana por su gran dependencia.

Lo anterior, a pesar de que en el corto plazo beneficia a México. Por ello, es importante que se diversifique el destino de las exportaciones mexicanas tan pronto como sea posible para que la economía local  se coloque en una posición de fortaleza.

De la amenaza de aranceles de 25% a los productos nacionales si no se frenaba la migración, Rosenzweig dijo que parece que los datos que presentó la Cancillería convencieron.

Sin embargo, el exfuncionario  dijo es importante no permitir que se vinculen esos dos temas porque se pone en riesgo un aspecto económico por mezclarse con un tema humanitario.