Ven que podría requerirse un nuevo modelo de ciudad ante la urbanización. ARCHIVO
De no tomarse acciones, problema irá en crecimiento ante huracanes. Se requiere plan integral de drenaje, crear cuencas y reforestar

Expertos y autoridades coincidieron en que Saltillo está a tiempo de aplicar un plan integral y acciones concretas para disminuir los riesgos por daños a la población y su patrimonio ante lluvias; de lo contrario los escurrimientos pluviales aumentarán y seguirán ocasionando afectaciones, principalmente en el norte de la ciudad.

Óscar Pimentel, director del Instituto Municipal de Planeación (Implan); Griselda Salas, arquitecta; Héctor Laredo, urbanista; Antonio Nerio, director de la Comisión Estatal de Aguas y Saneamiento (CEAS) y Andrés Garza, director de Desarrollo Urbano de Saltillo, presentaron un diagnóstico y propuestas de los problemas de la ciudad por las lluvias en un foro en línea que condujo el periodista Carlos Arredondo.

El diagnóstico es claro: Saltillo tiene problemas con las aguas pluviales porque la ciudad se desarrolló con carencias de planeación en antaño, toda el agua que escurre del sur llega al norte a través de dos arroyos principales: Del Pueblo y Ceballos, que provocan un embudo en el área del arroyo Cuatro.

Pimentel explicó que se requiere un nuevo modelo de ciudad, estudios hidrológicos de la zona norte de Saltillo donde ocurrieron los daños en el fraccionamiento El Campanario para realizar obras, aunque ya se están efectuando obras provisionales.

Además, se propone un proyecto de drenaje pluvial integral para toda la ciudad, que la ciudad sea sustentable y que no se afecte a las futuras generaciones con el desarrollo actual.

Por su parte, el urbanista Laredo expuso que, por cada área urbanizada en Saltillo, el 95 por ciento del agua que cae durante una lluvia se vuelve parte del problema, porque no se infiltra como cuando el terreno no tenía encima viviendas, calles o centros comerciales.

La ciudad tiene, reconoció Andrés Garza, problemas urbanos porque la mancha urbana limitó su capacidad de absorción del agua y la ciudad creció en antaño sin previos estudios hidrológicos, los cuales ahora sí están disponibles y deben ser considerados.

“(Es un tema) que tiene mucho tiempo, hubo muchas cosas que se aprobaron, no mal, sino porque no se consideraban estudios hidrológicos”, dijo Garza.

Édgar González

Periodista con 25 años de trayectoria en las secciones de deportiva, comunidad y política. Especialista en temas electorales, de rendición de cuentas, corrupción, transparencia y política. Abogado con Maestría en Mediación.