Silencio. La madre de Rogelio y sus hermanos no hicieron declaraciones al salir del Centro de Justicia Penal. Foto: Marco Medina
Fue por los delitos de parricidio y matricidio calificados por haberse cometido con ventaja y traición, feminicidio, así como robo en cuantía mayor calificado por haber recaído en vehículo automotor, y robo especialmente calificado por haberse cometido en vivienda habitada

Con un corte de pelo a rapa y vestimenta color caqui, fue presentado el presunto multihomicida Rogelio “N”, ayer en el Centro de Justicia Penal, donde le fue dictada la vinculación a proceso.

Fue por los delitos de parricidio y matricidio calificados por haberse cometido con ventaja y traición, feminicidio, así como robo en cuantía mayor calificado por haber recaído en vehículo automotor, y robo especialmente calificado por haberse cometido en vivienda habitada.

El juez Pedro López Medrano, quien presidió la audiencia en la sala penal número uno, notificó que el agente del Ministerio Público del grupo de Homicidios Violentos encontró los medios de prueba para acreditar los delitos que cometió el 1 de junio de 2019.

Se informó que primero se aproximó a la recámara de su bisabuela María Aurelia, de 91 años, a la cual estranguló; luego se dirigió a la lavandería donde se encontraba su abuela Hermelinda, de 70 años, a quien apuñaló.

 

Foto: Especial

Luego fue directo al cuarto habilitado como estudio donde estaba su abuelo José Antonio, de 71 años, y finalmente con su tía abuela Virginia, de 60 años, a quienes también apuñaló.

En la misma audiencia se expuso que la Policía Investigadora logró obtener como prueba un video, el cual solo fue descrito por el titular de dicho tribunal, donde Rogelio muestra a sus familiares sin vida y en charcos de sangre.

Luego dice una serie de incoherencias, entre ellas que eran pedófilos y que las víctimas eran traficantes, y que operaban en distintas partes del mundo. El juez determinó que el acusado requiere internamiento y su proceso se sigue por cinco delitos con la causa penal 1133/2019.

Se le dio voz al imputado para que declarara, pero se negó a dar su versión. El Ministerio Público solicitó de plazo cinco meses para concluir con la investigación.