Foto: Tomada de Internet
El responsable fue despedido y además arrestado durante algunas horas

Un empleado de Enterprise Rent-A-Car, empresa estadounidense de alquiler de automóviles, colocó gotas de LSD a las botellas de agua de dos compañeros argumentando que "estaban demasiado tensos". 

Las víctimas fueron conducidas al hospital más cercano luego de que comenzaran a experimentar malestar y los médicos los sometieron a varios análisis de drogas, dando positivo en ácido lisérgico.

Su gerente fue testigo de los hechos 

Algunos de sus síntomas eran la sudoración excesiva, paranoia, temblores, pánico, psicosis, polilla seca, náuseas y temperaturas corporales más altas, según informa 

De acuerdo con las autoridades, fue el gerente de la compañía quien fungió como testigo debido a que notó cuando el responsable jugaba con las botellas de sus colegas; una mujer de 24 años y un hombre de 23. 

Como informa The Daily Mail, el joven fue despedido y además arrestado durante algunas horas, aunque posteriormente quedó en libertad. No obstante, su exjefe declaró que presentaría una denuncia por robo.