Foto: Especial
El tiempo que marcó el I.D R fue 40.564 segundos más rápido que el último coche eléctrico que marcó un récord en esa pista

POR MAU JUÁREZ PARA MOTORPASIÓN MÉXICO

Hace años Volkswagen se había puesto como meta conquistar la famosa escalada de Pikes Peak con un coche eléctrico. Tras mucho esfuerzo lo lograron, pero al ver el potencial que tenía su auto, decidieron ir por más. La nueva meta fue la de conquistar el tiempo de vuelta para coches eléctricos en el Nürburgring Nordschelife y hace unas horas lo lograron. El Volkswagen I.D R marcó un tiempo oficial de 6:05.336.

El tiempo que marcó el I.D R fue 40.564 segundos más rápido que el último coche eléctrico que marcó un récord en esa pista. Tal hazaña pertenecía al NIO EP9 que había tardado 6:45.900 en dar la vuelta y que desde 2017 mantenía la corona para los coches eléctricos.

Foto: Especial

Romain Dumas fue el piloto encargado de pilotar de nuevo al I.D R e incluso en sus vueltas de instalación ya había logrado bajar el tiempo del NIO EP9 en casi 20 segundos. El primer tiempo cronometrado y oficial supuso una reducción de poco más de 33 segundos.

Finalmente, tras dar una pausa para recargar las baterías del auto, los ingenieros de la marca probaron una puesta a punto distinta para el auto con la que marcaron el récord que ahora es oficial. El tiempo fue brutal y cada vez se acercan a llevarse el récord absoluto del circuito, que actualmente tiene el Porsche 919 Hybrid Evo con 5:19.546.

POR MAU JUÁREZ PARA MOTORPASIÓN MÉXICO