Foto: Especial
Volkswagen apostará por el sector de los 4x4 con el lanzamiento de un todoterreno eléctrico y radical capaz de atravesar cualquier terreno y de competir en un mercado en el que la oferta es muy limitada

POR GONZALO GARCÍA HYE PARA HIBRIDOSYELECTRICOS

Volkswagen podría ampliar el catálogo de modelos eléctricos bajo la insignia ID. con la incorporación de un todoterreno 4x4 grande y robusto, creado para ser capaz de atravesar cualquier tipo de terreno. El nuevo modelo competiría en un mercado en el que el fabricante alemán no ofrece vehículos de combustión y en el que ingresaría ofreciendo la novedad de un tren de potencia eléctrico que puede brindar nuevas experiencias a los amantes de la conducción off-road.

Michael Jost, jefe de estrategia de Volkswagen, es el principal defensor de la puesta en marcha de este proyecto, que él mismo está impulsando internamente en la compañía. “Todavía no hay productos en este sector que propongan un vehículo eléctrico robusto que no tema los arañazos”, ha declarado el dirigente a Auto Bild. Jost ha querido comprobar de esta forma la reacción del público y la prensa para convencer al resto de la junta de administración sobre la viabilidad de su propuesta.

Por ahora, los coches eléctricos en formato SUV que ya están en el mercado o que llegarán en los próximos meses, responden a una configuración con tracción total, no permanente, que les permite aventurarse por pistas no asfaltadas y defenderse dignamente en condiciones de nieve o lluvia. Sin embargo no están realmente pensados para atravesar terrenos realmente complicados, en los que es necesaria una mayor altura al suelo, unos neumáticos diseñados para este propósito y un sistema de gestión de par que distribuya la tracción a las ruedas en función del terreno que se esté atravesando.

El diseño del todoterreno de Volkswagen podría parecerse al boceto de SUV de forma cuadrada que aparece en las imágenes. Jost destaca el diseño limpio y simple del vehículo, fabricado con plásticos económicos y robustos, con pantallas protegidas por cubiertas impermeables y resistentes a los arañazos, y unos tapizados interiores que se puedan limpiar con agua a presión.

El nuevo modelo podría ofrecerse en dos tamaños, imitando a lo que ofrece el Land Rover Defender. El primero tendría una longitud de aproximadamente 4,5 metros, con tres puertas y una distancia corta entre ejes. El segundo ampliaría la longitud hasta los 4,8 metros con cinco puertas y siete plazas, que se situaría entre el tamaño del Tiguan y el Touareg. Como en el caso del resto de los modelos de la familia ID., podría ofrecer un mayor espacio interior que sus rivales con motor de combustión comparables, gracias al menor tamaño y a la disposición de los motores eléctricos y la batería.

POR GONZALO GARCÍA HYE PARA HIBRIDOSYELECTRICOS