Jauría de perros ataca a jóvenes a espaldas de la colonia Brisas Poniente; uno de ellos fue trasladado al Hospital del Niño por la gravedad de sus heridas

Saltillo.- Tres jóvenes que se encontraban explorando una propiedad abandonada, pegada a las vías del tren a espaldas de la colonia Brisas Poniente, fueron atacados por perros carroñeros que desde al año pasado deben ya tres visas humanas; en la entrada un letrero advierte de los perros peligrosos. 

“Estábamos explorando, de repente la salieron los perros, eran como 30 y nos persiguieron, pero sólo agarraron a mi amigo Ángel Romeo de 13 años, también a otro de nombre Edwin pero menos; él alcanzó a correr”, contó a los policías Carlos, de 16 años.

Los hechos en los que por poco pierde la vida Ángel Romeo Vargas, de 13 años, ocurrieron a las 6 de la tarde de este sábado y rápidamente fueron reportados al Sistema de Emergencias 911 por el mismo Carlos, quien con un teléfono celular hizo varias llamadas.

 

Su amigo Ángel Romeo estaba sangrando mucho, perdió gran parte de su brazo derecho por las mordidas de los perros asesinos, también mordieron su pene y le causaron un terrible daño; gran parte de su cuerpo quedó desfigurado. 

Elementos de la Policía Municipal de Saltillo se sitiaron en el lugar, ya que al llegar paramédicos de Cruz Roja solamente encontraron a Ángel Romeo, al ver su grave estado rápidamente lo trasladaron al Hospital del Niño, pero en el camino delirando hizo referencia de que sus amigos estaban aún adentro. 

Los elementos de la Policía Municipal se abocaron a la búsqueda de los jóvenes, siendo encontrados rápidamente y puestos a salvo. El menor lesionado se encuentra grave de salud y necesitaría de una costosa cirugía para reconstruir gran parte de su cuerpo. 

Los perros carroñeros que habitan en ese lugar, son una amenaza para la población ya que muchas personas pasan por ese lugar para cortar camino hacia la colonia Brisas, ya han sido tres los muertos, pues esos canes asesinos se les fueron encima dejando solamente los puros huesos.