Aunque confían en su QB, no se cierran a la posibilidad de sumar algún veterano | Foto: Especial
Los Bucs mantienen todas las opciones abiertas

TAMPA BAY.- ¿Lo único que rivalizó con toda la charla en torno a Tom Brady durante la semana pasada en el Combinado de Talento de la NFL? El destino del ex primer recluta global de los Buccaneers, el quarterback Jameis Winston.

Aunque algunos reportes sugieren que Winston podría ir de salida, el head coach Bruce Arians ha sido firme respecto a mirar otras opciones antes de tomar una decisión respecto a Winston de 26 años de edad, uno de los quarterbacks más polarizador de la NFL. 

Lanzó para 33 touchdowns y lideró a la liga con 5 mil 109 yardas por aire en su primer año en la ofensiva de Arians, pero también tiró 30 intercepciones.

Las intercepciones de Winston ayudaron a los oponentes a conseguir 112 puntos, la mayor cantidad en la liga, de acuerdo al Elias Sports Bureau.

“Vas a ir a casa cuando lideras a la liga en entregas de balón”, dijo en diciembre Arians. “Nunca irás a los playoffs a menos que estés jugando para los Steelers en los 70”.

A los equipos no se les permite entablar conversaciones con agentes de jugadores bajo contrato con otros equipos, pero una fuente dijo que los Bucs estarán observando lo que suceda con los quarterbacks Brady, Philip Rivers, Ryan Tannehill y Teddy Bridgewater.

“El 16 de marzo, tendremos mayor claridad”, dijo el gerente general, Jason Licht. Ése es el inicio del periodo legal para contactar a jugadores, aunque el 12 de marzo es el último día para colocar la etiqueta de jugador franquicia sobre un jugador, lo que también debe aportar claridad. “Escuchas cosas en la calle, pero simplemente esperas a que caigan las fichas de dominó y te preparas para todos los escenarios”.

La prioridad de los Bucs sigue siendo traer de vuelta al apoyador externo Shaq Barrett, quien lideró a la NFL con 19.5 capturas la temporada pasada, incluso si significa permitir a Winston probar la agencia libre.