AP
Mientras el ex Grandes Ligas se recupera en los Estados Unidos, en República Dominicana las investigaciones dan resultados

Los fiscales de República Dominicana dijeron el miércoles que testigos y una grabación de seguridad indicaron que el intento de matar al extoletero de los Medias Rojas de Boston, David Ortiz, fue llevado a cabo por dos hombres montados en una motocicleta y otros dos grupos de personas en unos automóviles que vigilaron al dominicano mientras charlaba en un bar el domingo por la noche.

Los detalles contenidos en un documento entregado a la corte revelan un nuevo nivel de sofisticación en el ataque.

En tanto, la esposa de Ortiz, Tiffany, dijo en un comunicado que el beisbolista retirado, de 43 años, pudo sentarse y dar unos pasos durante su recuperación en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital General de Massachusetts en Boston.

“Su estado está vigilado y permanecerá en la UCI los próximos días, pero está progresando a buen ritmo hacia la recuperación”, señaló la esposa de Ortiz en un comunicado.

En el documento entregado a la corte, los fiscales dominicanos señalaron que uno de los sospechosos, Oliver Moisés Mirabal Acosta, iba al volante de un Hyundai Accent color gris antes de subirse a la motocicleta que conducía Eddy Vladimir Féliz García, de 25 años.

En una grabación de seguridad se puede ver a los dos hombres hablando con otras personas en el automóvil y a otro auto de la marca Hyundai en una calle aledaña previo al ataque ocurrido a las 9:20 de la noche el domingo, señaló el documento.

“En uno de los videos se pudo observar tanto al imputado como al tirador planificando la comisión del hecho justo en la calle Octavio Mejía Ricard, la cual se encuentra paralela al lugar de la ocurrencia del hecho”, agregó el documento de los fiscales.

El documento señaló que un testigo comentó a los investigadores que Féliz García se reunió con un grupo de personas en un parque del vecindario de Las Caobas, donde el joven vivía, alrededor de las 5:30 de la tarde el domingo. El testigo, quien es amigo de Féliz García, dijo que no conocía a esas personas, entre las cuales estaba una mujer.

En el texto también se revela que hubo cierta ineptitud por parte del conductor de la motocicleta debido a que fue capturado luego de que se patinó y cayó mientras trataban de huir. Varias personas enfurecidas detuvieron a Féliz García y le propinaron una golpiza que lo dejó ensangrentado, para después entregarlo a la policía.

Mirabal Acosta fue detenido el martes por la noche en la localidad de Mao, en el norte del país.

Deivi Solano, abogado de Féliz García, dijo que su cliente es un inocente conductor de motocicleta que trasladaba a alguien a cambio de una tarifa y que no tenía idea de que su pasajero iba a cometer un crimen.

“Él no sabía a qué iba. Es un fan de David”, aseguró Solano el martes.

Ortiz viajaba a menudo a Santo Domingo, donde viven su padre y hermana. El extoletero de los Medias Rojas llevaba una activa vida social en la capital dominicana. Visitaba locales nocturnos con pequeños grupos de amigos, entre quienes figuraban personalidades de la TV y músicos locales de reguetón.

Idolatrado en su país natal, Ortiz recorría las peligrosas calles de Santo Domingo con poco o nulo personal de seguridad, confiando en que sus fanáticos lo protegerían, de acuerdo con personas cercanas a él.