Foto: Especial
Se actualizó la cifra con cuatro abatidos por las fuerzas federales. Hasta el momento las autoridades no han informado quiénes son los otros 14 fallecidos en cuatro barrios distintos de la ciudad

Las autoridades elevaron a 18 la cifra de fallecidos en una serie de ataques armados que tuvieron lugar el sábado en Reynosa, en el estado de Tamaulipas.

El Grupo Coordinación Estatal para la Construcción de La Paz informó en un comunicado que se actualizó la cifra con cuatro abatidos por las fuerzas federales.

Hasta el momento, las autoridades no han informado quiénes son los otros 14 fallecidos en cuatro barrios distintos de la ciudad, ni si eran vecinos de la zona o posibles integrantes de algún grupo de la delincuencia organizada.

Las primeras indagatorias indican que los hombres armados “dispararon directamente contra esas personas”, según un funcionario estatal que pidió hablar bajo la condición de anonimato.

Los ataques tuvieron lugar el sábado por la tarde en varios puntos del oriente de Reynosa por parte de individuos que iban a bordo de vehículos.

Los tiroteos provocaron la movilización del ejército, la Guardia Nacional, la policía estatal y la Fiscalía del estado, que se desplegaron por toda la ciudad.

Foto: Especial

“Derivado de las acciones de patrullaje y vigilancia se logró detectar a varios sujetos y vehículos que participaron en los homicidios de 14 personas en diferentes colonias de la ciudad de Reynosa”, explicaron las autoridades. “Al ser localizados, los individuos opusieron resistencia y agredieron a personal policial el cual repelió la agresión. Murieron cuatro de los civiles armados”.

Uno de los presuntos criminales murió durante una agresión a agentes de policía en las inmediaciones del puente fronterizo que conecta Reynosa con McAllen, en Texas, un punto estratégico del crimen organizado para controlar todo tipo de tráficos ilegales, sobre todo el de migrantes.

Los otros tres sospechosos fueron abatidos por las fuerzas de seguridad poco después.

Reynosa es una ciudad de gran actividad del crimen organizado y también un importante punto de cruces ilegales de migrantes, así como de expulsión de los mismos.

Maki Esther Ortiz Domínguez, alcaldesa de Reynosa, pidió el sábado el esclarecimiento de lo ocurrido a través de su cuenta oficial de Twitter y reclamó que “se proteja a la ciudadanía de estos actos violentos”.

En esta región, la parte más oriental de la frontera entre México y Estados Unidos, opera el Cartel del Golfo, aunque distintos grupos dentro de esta organización mantienen una lucha interna desde 2017 para controlar territorios clave para el trasiego de droga y el tráfico de personas.