Pierden ríos de Coahuila su biodiversidad; urge intervención de autoridad

Coahuila
/ 28 septiembre 2015

La organización ambientalista Amigos del Rio San Rodrigo segura que las actividades mineras en los ríos, han ocasionado la desaparición de amplias áreas de vegetación en las zonas inundables

Piedras Negras, Coah.- Las causas de la pérdida de biodiversidad y de recursos naturales en Coahuila, es por la extracción de materiales para la construcción durante más de 35 años, aseguró la organización ambientalista Amigos del Rio San Rodrigo.

A una semana de que se celebre el Día Mundial de Acción por los Ríos, a celebrarse el próximo 22 de marzo, los ambientalistas aseguran que las actividades mineras en los ríos, han ocasionado la desaparición de amplias áreas de vegetación en las zonas inundables, ya sea por estrés hídrico a causa del manejo que las autoridades del agua, como la Comisión Nacional del Agua (Conagua), han hecho del recurso.

Aseguró que las autoridades ambientales también son responsables del daño ambiental y la pérdida de biodiversidad, ya sea por acción u omisión al no actuar oportunamente a favor de nuestros recursos naturales.

La autoridad ambiental sabe que el uso excesivo e indiscriminado de recursos naturales ha mermado alarmantemente la riqueza biológica y por lo tanto los servicios que proporcionan, indicó.

De acuerdo con la Comisión Mundial de Presas (WCD), en México existen 537 presas de grandes dimensiones: La presa La Fragua, ubicada en el municipio de Zaragoza, Coahuila, se considera como de grandes dimensiones ya que su cortina tiene más de 15 metros de alto (altura de 24.7 metros) y su capacidad es superior a los 30 millones de metros cúbicos de agua (capacidad de 45 millones).

Aseguró que a nivel mundial la tendencia es hacia la desconstrucción de presas para permitir el libre flujo del agua, sedimentos y población acuícola y restablecer los patrones naturales de flujo del río a lo largo del año.

Dijo que la operación de la maquinaria y equipo para extracción y transporte del mineral no metálico del cauce, riberas y laderas de los lomeríos adyacentes al río han ocasionado la total deforestación y dejado al suelo desnudo y expuesto a los fenómenos meteorológicos, agravando los efectos devastadores en los municipios de Piedras Negras y Zaragoza.

Finalmente hizo un llamado las autoridades competentes para que frenar la depredación de los ríos de Coahuila.