Te quedan artículos gratis este mes, para seguir leyendo...
Regístrate | Login

Partidos pidieron anular las elecciones de Acuña

Acuña
/ 6 octubre 2015

Gerardo Blanco reveló presiones de partidos y actores políticos para anular la elección de 2013 en Acuña, en la que Evaristo Lenin Pérez Rivera, candidato de la Unión Democrática de Coahuila, ganó el proceso

Durante su comparecencia como candidato a consejero del Organismo Público Local Electoral de Coahuila, Gerardo Blanco reveló presiones de partidos y actores políticos para anular la elección de 2013 en Acuña, en la que Evaristo Lenin Pérez Rivera, candidato de la Unión Democrática de Coahuila, ganó el proceso.

El aún secretario ejecutivo del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Coahuila precisó que las presiones fueron en el sentido de que se determinara que Pérez Rivera había rebasado los topes de gastos de campaña, que en la legislación electoral coahuilense es causa de nulidad de una elección.

La respuesta la dio Blanco al cuestionamiento del consejero Ciro Murayama de que si ha enfrentado una situación en la que haya tenido que hacer valer los principios de imparcialidad, independencia y autonomía del órgano electoral.

Gerardo Blanco recordó que en la elección de Ayuntamientos en Coahuila durante 2013, surgió precisamente una situación en ese sentido.

“En aquel momento en el municipio de Acuña, que es uno de los más importantes del Estado, ganó un partido político estatal y empezaron distintas presiones tanto de partidos políticos como de actores políticos para que por medio de la Secretaría Ejecutiva, la Unidad de Fiscalización dictaminara que dicho candidato había rebasado el  tope de gastos de campaña”, argumentó el funcionario.

Blanco recordó que en el Código Electoral de Coahuila se establece como causal de nulidad el rebase de los topes de campaña desde 2010.

EL DATO

En Coahuila rebasar los topes de campaña es causa de nulidad de una elección.

COMPARTE ESTA NOTICIA
TEMAS

Newsletter

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie