Te quedan artículos para leer en este mes. El registro es gratis.
Regístrate | Login

Ama de casa de Saltillo que no sabía nada de electricidad, decide aprender para generar ingresos

Coahuila
/ 2 diciembre 2021

Adultos aprenden algo desconocido y aplican sus conocimientos para generar ingresos

María Luis Uribe es una ama de casa que decidió aprender electricidad para hacer arreglos en su hogar, al principio no sabía cómo se enredaba un cable, pero ahora hace instalaciones eléctricas y repara sus planchas para el cabello. Su familia está sorprendida y ella quedó fascinada, con ganas de seguir aprendiendo gracias al maestro José Luis Alvarado, instructor de Electricidad y
Soldadura.

Hugo Curiel, comerciante de 31 años, también es alumno del taller y ya empezó a aplicar los conocimientos adquiridos para generar ingresos económicos haciendo trabajos eléctricos y reparaciones de herramientas, como taladros, caladoras, entre otras.

Anuncio

Alberto Flores, de 37 años, ingresó al taller para hacer instalaciones en su casa, y lo logró a tal grado que sus familiares le han llevado electrodomésticos para que los arregle, y así lo hace, y en caso de necesitar orientación, le llama al maestro José Luis para que lo asesore, o lleva el aparato para repararlo en clase, con apoyo y con sus propias manos.

Teodoro Dávila, pensionado de 63 años, tampoco sabía nada de electricidad, ni cómo iban los contactos, pero decidió aprender y ya ha arreglado refrigeradores de su familia.

Los cuatro forman parte del grupo de nueve alumnos del Taller de Electricidad y Reparación de Artículos Electrodomésticos en el DIF Saltillo, donde el instructor José Luis les enseña conocimientos básicos, así como ejercicios prácticos en el salón. Por ejemplo, los estudiantes han reparado microondas, refrigeradores, bocinas, pantallas, herramientas eléctricas manuales, entre otros electrodomésticos.

Anuncio

José Luis Alvarado lleva siete años impartiendo este taller, además de soldadura y carpintería, dice que se siente muy a gusto porque sus alumnos logran mucho: algunos ya emprendieron negocios, otros encuentran trabajo o mejoran sus habilidades.
El sentimiento es recíproco: cada estudiante se muestra agradecido con su maestro José Luis Alvarado.

COMPARTE ESTA NOTICIA
Síguenos en

Newsletter Vanguardia

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie

Anuncio
Anuncio
Anuncio
Sugerencias del editor