Te quedan artículos gratis este mes, para seguir leyendo...
Regístrate | Login

Casi la mitad de suicidios se dieron en un par de meses

Saltillo
/ 28 septiembre 2020

Hasta el 20 de septiembre se contabilizan 197 suicidios la mayoría ocurridos en la región sureste

De acuerdo con datos de la Fiscalía General del Estado, de enero a julio del 2020 hubo 144 suicidios en el Estado de Coahuila. Durante el mes de agosto y lo que va del mes de septiembre se presentaron 53, lo que representa el 49 por ciento del total de suicidios de lo que va del año.

Hasta el 20 de septiembre se contabilizan 197 suicidios la mayoría ocurridos en la región sureste.

En la cifras se puede observar cómo es que a partir del mes de junio, el número de suicidios aumentó, meses en que la reapertura comercial e industrial estaba iniciando después de tres meses de resguardo sanitario para evitar el contagio de SARS-CoV-2.

La Región Sureste del Estado de Coahuila, integrada por Saltillo, General Cepeda, Parras y Arteaga tiene 58 suicidios, liderando la cifra de todo el estado; siguiéndole la Región Laguna con 45 y después Laguna II con 10. El gran porcentaje de los suicidas son varones

HABLA UN ESPECIALISTA

Por su parte, el psiquiatra José Alberto de los Santos señaló que si bien la pandemia pudo haber inferido para que se redujera el número de suicidios, estos dos últimos meses se ha observado un repunte en las cifras.

“Ha habido algunos suicidios de gente famosa en México y regularmente los suicidios se replican, pero es multifactorial por lo que puede estar sucediendo esto. Yo sí creo que los niveles de ansiedad y estrés con la contingencia y el confinamiento y las dificultades económicas pueden influir.

Añadió que también el COVID-19 ha robado mucho la atención médica exclusivamente y se ha dejado a un lado los otros problemas de salud como la salud mental que en ocasiones quedan hasta en cuarto lugar.

Añadió que los casos siempre se tienen que revisar de manera particular y recordó que cuando se trata de suicidios, las autoridades forenses siguen sólo indicando las causas físicas de la muerte, como asfixia por ejemplo, y siguen sin explorar la parte mental y emocional de quienes realizan el acto.

COMPARTE ESTA NOTICIA

Newsletter

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie