Sin psicólogos 80% de escuelas en Coahuila, afrontan nueva realidad con déficit de personal

Saltillo
/ 1 julio 2021

Autoridades han advertido de efectos por la pandemia. Huella psicológica por confinamiento afecta a alumnos. Sedu cuestiona que Federación no aporta recursos

Tras casi dos ciclos escolares en las casas debido a los efectos de la pandemia, las autoridades escolares han manifestado la urgente necesidad que los alumnos reciban atención y acompañamiento psicológico, toda vez que pueda darse el retorno a las aulas, sin embargo, pocas escuelas cuentan con maestros de apoyo o psicólogos.

El subsecretario de educación, Alberto Salcido, reveló que de las 3 mil 410 escuelas en la entidad que atienden a más de 500 mil alumnos del sector público, únicamente el 20% cuenta con maestros de apoyo y psicólogos para brindar una educación integral, así como  atender los efectos de la pandemia.

“La realidad es que hay un déficit muy grande, es una tarea que debe de llevarse a cabo con recursos estatales y federales, sin embargo, la Federación no está aportando lo que Coahuila le corresponde para la contratación de psicólogos y maestros de apoyo que puedan ayudarnos a costear todos los efectos y rezagos de la pandemia una vez que regresemos a las aulas en materia psicosocial”, apuntó.

Por ello, el funcionario estatal detalló que a lo largo de la pandemia y previo al regreso a clases, los docentes de Coahuila han recibido una capacitación para poder brindar atención primaria en las necesidades psicológicas y sociales de los alumnos, pero insistió en que no será suficiente para mitigar los efectos del COVID-19.

Hay un déficit muy grande, es una tarea que debe de llevarse a cabo con recursos estatales y federales, sin embargo, la Federación no está aportando para la contratación de psicólogos”.

PLANEAN ESTRATEGIA DE ATENCIÓN PSICOLÓGICA

Hace una semana durante la Mesa de Trabajo del Sector Educativo, el gobernador Miguel Riquelme indicó que la labor de maestras y maestros será trascendental una vez que se materialice el regreso a clases presenciales, pues tendrán la tarea de investigar cómo se encuentran los estudiantes académica y emocionalmente y cómo se les puede ayudar.

Riquelme subrayó que no sólo son las clases, sino es aplicar también una política transversal con los DIF municipales para trabajar en la atención psicológica y la respuesta hacia al interior de las familias en su situación económica.

“El maestro preguntará al niño qué tiene, en qué te podemos ayudar, y será de oficio y de entrada el tratar de ver y analizar qué está sucediendo”, apuntó.

Mientras que el secretario de Educación, Higinio González Calderón advirtió que dentro de los efectos a tratar de la pandemia en los alumnos, son conductas depresivas, problemas de conducta y baja autoestima.

Por su parte, maestros de la Región Sureste reportaron que ya iniciaron con la planeación y diseño de estrategias para realizar el diagnóstico emocional de los alumnos de la mano de expertos, así como de la implementación de ejercicios de inteligencia emocional.