Notimex
México.- El delantero argentino Ignacio Scocco aseguró que Pumas de la UNAM ya olvidó el subcampeonato y ahora parte desde el punto de último lugar en el Torneo Clausura 2008 del futbol mexicano, "para cambiar lo más rápido posible la imagen".
El conjunto felino disputó el título del Torneo Apertura 2007 ante Atlante y arrancó el Clausura con tres derrotas, lo que ha hecho que algunos observadores señalen que sufre de "subcampeonitis".

"No somos más los subcampeones, somos el último de la tabla general y de ahí tenemos que partir", expresó Scocco en la conferencia de prensa que ofreció al término del entrenamiento en la cancha Dos de las instalaciones de Ciudad Universitaria.

El conjunto de Pumas llev derrotas por 0-3 ante Guadalajara, 1-2 frente al campeón Atlante, y 0-2 contra América, siendo este último su peor partido en la joven competencia.

Por lo general se habla que el ganador de cada torneo, que inicia la siguiente competencia con resultados negativos sufre de "campeonitis", pero ahora es a Pumas del que se dice tiene "subcampeonitis", lo cual se plasma no sólo en los resultados sino en varios aspectos, como el no querer atender a los reporteros.

El siguiente partido del conjunto felino es ante Monterrey, otro cuadro que tampoco inició bien y está a punto de alargar una racha de no conocer la victoria fuera de casa.

"No pensamos en rachas ni nuestras ni de los demás, queremos cambiar la imagen pronto, lo más rápido posible. Son muchas cosas las que queremos cambiar, como son dar mejor trato al balón, tener concentración y ritmo, entre otras", declaró Scocco.

El suramericano mencionó que espera ante Rayados un partido muy peleado, en el que nada se va a regalar y Pumas tratará de ganar, "y si es jugando bien mucho mejor. Queremos ganar los tres puntos, ese partido va a ser difícil, porque así son todos, ya sea si se juega con el que va en primer lugar o con el último", agregó.

Admitió que el cuadro universitario hasta ahora está en deuda con su afición aunque el plantel tiene toda la confianza de la directiva porque sabe que el grupo trabaja "a más del 100 por ciento, no baja los brazos. Nosotros somos los únicos culpables de esto y nosotros vamos a salir adelante".