Saraperos y Rieleros dividen triunfos en Aguascalientes

Béisbol
/ 15 julio 2021

Mario Meza y Anthony Carter, ambos con un inning de labor y par de ponches en su cuenta, acabaron con las esperanzas de los Rieleros

Los Saraperos de Saltillo llegaron a cinco descalabros en fila al caer en el primero de la doble cartelera por marcador de 6-1 en Aguascalientes, su peor racha en la campaña 2021 de la LMB; sin embargo, los Dragones del Norte reaccionaron y cortaron la malaria en el segundo compromiso frente a los Rieleros al imponerse por pizarra de 5-2.

Dividida, así concluyó la jornada de ayer entre Saltillo y Aguascalientes, por lo que el compromiso de este día definirá al vencedor de la serie.

Luego de que la lluvia impidiera que la cita iniciara el martes como estaba previsto, Saraperos y Rieleros se enfrentaron en una larga jornada este miércoles. En el primero, Ernesto Zaragoza limitó a los coahuilenses a sólo un par de imparables, uno de ellos cuadrangular solitario de Kennys Vargas, además abanicó a 4 saltillenses y no cedió bases. Todo en 5 innings.

Brandon Quintero y Edgar López completaron el trabajo con un inning de labor cada uno. Mientras que la artillería de la locomotora maltrató a Raúl Zoe Carrillo, quien cargó con la derrota al recibir 4 de las 6 rayitas —las otras dos fueron para Luis De Luna— tras 8 hits en 4.2 entradas de trabajo.

Pero los Saraperos, que llegaban barridos por los Diablos, resultado que se sumó a la derrota en Tijuana en el último de la serie ante Toros, no bajaron los brazos y se recuperaron en el segundo de la doble cartelera.

Miguel Peña lanzó 5 entradas de 2 carreras, mientras que a la ofensiva el respaldo fue mayor con destacada actuación de Rainel Rosario, quien conectó su cuadrangular 14 de la temporada para mantenerse entre los líderes de la LMB. El ‘Proto’ cerró con par de producidas y par de anotadas. Por su parte, Manny Rodríguez también destacó con una vuelta a la registradora y una remolcada.

Mario Meza y Anthony Carter, ambos con un inning de labor y par de ponches en su cuenta, acabaron con las esperanzas de los Rieleros.