Los Gallos le ‘cantaron’ una goleada al Necaxa

Deportes
/ 13 septiembre 2021

Gallos llegó a este cotejo como el sotanero de la tabla con solamente tres unidades

QUERÉTARO.- El Querétaro le dio un triunfo a su afición en el debut de Leo Ramos en la dirección técnica, al imponerse por 3-0 al Necaxa en el estadio Corregidora, con un autogol de Julio González que cerró la cuenta para los plumíferos en su enfrentamiento de la Jornada 8.

Gallos llegó a este cotejo como el sotanero de la tabla con solamente tres unidades, mientras que su rival se plantó en campo queretano con nueve unidades que lo colocaban en ese momento en el décimo primer sitio de la tabla.

No había pasado mucho tiempo cuando Pablo Barrera rompió su propio ayuno de gol de casi un año, al prender el esférico con la parte interna del pie para poner el primero al minuto 16.

Pese a tener enfrente a un cuadro necaxista que no se rindió, Querétaro consiguió el segundo por conducto de Kevin Escamilla antes de irse al descanso. El mediocampista metió un zapatazo de larga distancia que terminó dentro de la meta defendida por Luis Malagón, al 43’.

En el segundo tiempo, los Gallos saltaron al campo de juego con la idea de apurarse para el tercero, pero el Necaxa se replegó más con la confianza depositada en Mauro Quiroga, que entró en el segundo tiempo con la consigna de tratar de aprovechar un descuido de su contrincante.

Sin embargo, Pablo Barrera volvió a poner en jaque a los hidrocálidos, pues mandó un largo centro que terminó introduciéndose al arco rojiblanco sin que nadie lo tocara, el árbitro fue al VAR y determinó anular el gol por un fuera de juego de los queretanos.

Los últimos momentos del partido fueron de un trajín interminable entre Gallos y Rayos, sobre todo porque los visitantes intentaron descontar en el marcador a toda costa, pero no sólo no supieron cómo, sino que vendría el ‘oso’ de la noche a cargo de Julio González, quien terminaría metiendo el tercero para el Querétaro.

En tiempo de reposición, González intentó entregar de cabeza a su portero y terminó introduciendo la pelota en su propio arco, ante el rostro sorprendido y los reclamos de Malagón.

RELACIONADAS A ESTA NOTA