Milenio
Un análisis de la Defensa revela que los monstruos incautados al crimen no resistirían un ataque, y señala que es un intento "desesperado" de los delincuentes para protegerse de las bajas que le han causado.
México . Indestructibles sólo en apariencia por su blindaje, torretas giratorias y mirillas para francotiradores, los denominados "vehículos monstruos" decomisados al crimen organizado asemejan más artefactos de un set cinematográfico que unidades efectivas para el combate, pues son altamente vulnerables a la capacidad de fuego del Ejército e incluso a las bombas molotov.

Un diagnóstico de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) revela que su "blindaje artesanal" es inútil para contener el armamento con el que están dotadas las tropas y considera que su fabricación es un "intento desesperado de los delincuentes para proteger a su gente de las bajas ocasionadas por parte de personal militar".

En lo que va de la administración, el Ejército ha reportado el hallazgo de al menos ocho unidades de ese tipo en Tamaulipas, "que también son manufacturadas como una acción para tratar de amedrentar a los grupos rivales".

Según informes del gabinete de Seguridad Nacional, la construcción de los "vehículos monstruos" se atribuye a Los Zetas y al cártel del Golfo, organizaciones antes aliadas y ahora en guerra por el control de las rutas de drogas hacia Estados Unidos.

Aunque no se tienen reportes de que hayan sido utilizadas en enfrentamientos con militares, la Sedena identificó una serie de defectos en las tanquetas hechizas que las hacen "extremadamente vulnerables" a las tropas castrenses.

"Las armas arrojadizas de derrame de líquidos incendiarios, como son las bombas molotov, son un medio eficaz en su contra", destaca el instituto armado.

Otro punto débil, agrega la Sedena, es que el empleo de esos vehículos no es útil en operaciones encubiertas, por lo que se considera que los fabrican para amedrentar a grupos rivales.

Las unidades también "son fácilmente identificables mediante reconocimientos aéreos y representan blancos altamente remunerativos a los fuegos de la aviación, además de vulnerables al armamento aéreo".

El Ejército señala que por su peso y tamaño son poco maniobrables en las áreas urbanas y en las zonas de terreno blando o arenoso.

El análisis se basa en una tanqueta encontrada el 16 de abril de 2011 en la colonia Infonavit Industrial, en Tamaulipas. "El blindaje fue fabricado artesanalmente con placas de acero de aproximadamente un centímetro de grueso, incapaz de evitar la penetración del poder de fuego de las fuerzas armadas mexicanas", indica.

"No tenía marca ni placas de circulación, se aprecia que fue pintado de verde, cuenta con dos torretas y seis ventanillas de cada lado y dos más en las ventanas del operador y acompañante. Estaba calcinado (cristales rotos, metal fundido, restos de neumático).

"Estas unidades son tan vulnerables que con sólo disparar a las llantas pueden quedar inutilizadas, lo que las convierte más en vehículos de película que en vehículos que se puedan comparar a los que utilizan las fuerzas armadas", comentó un mando de la Defensa Nacional.

Sin embargo, el 4 de junio pasado elementos de la octava Zona Militar decomisaron dos tractocamiones blindados artesanalmente en un narcotaller del cártel del Golfo en Camargo, Tamaulipas.

Se hallaron otros 23 vehículos de carga que también serían blindados con placas de acero de una pulgada de espesor.

Hallan otra Bestia

Seis presuntos delincuentes fallecieron en un enfrentamiento con agentes de Jalisco. Los hechos ocurrieron en un poblado denominado La Lobera, en el municipio de San Cristóbal de la Barranca.

A las 10:45 horas policías de Mezquital del Oro, Zacatecas, detectaron un convoy de seis vehículos que viajaban por la carretera a Colotlán, Jalisco, por lo que dieron parte a la policía de ese estado.

Los hombres armados trataron de huir por una brecha, donde se generó otro enfrentamiento. En el lugar se halló una Hummer blindada artesanalmente.