Atentado en Morelia... La noche que el narco manchó de sangre el Grito de Independencia (videos)

Noticias
/ 16 septiembre 2021

Hace ya 13 años, un par de granadas de fragmentación estallaron en pleno festejo patrio que dejó 8 muertos y 132 heridos

La noche del 15 de septiembre de 2008, a las 10:35 de la noche, la Plaza Melchor Ocampo, ubicada en el Centro Histórico de Morelia se volvió un verdadero infierno durante los festejos por la Independencia de México.

La detonación de un par de granadas de fragmentación causaron el terror en pleno festejo patrio que dejó 8 muertos y 132 heridos mientras el entonces gobernador de Michoacán, Leonel Godoy daba el ‘Grito de Independencia’.

Una granada estalló a un costado de la Plaza Melchor Ocampo, y la otra a cuatro calles de distancia, en el Templo de La Merced.

El 26 de septiembre de ese año, la Procuraduría General de la República (PGR) informó de la captura de tres presuntos autores materiales, quienes dijeron pertenecer al Cártel de Los Zetas, pero en mayo de 2015 un juez determinó que en el caso hubo fabricación de pruebas, tortura y otras violaciones a derechos humanos, por lo tanto, salieron libres.

Tanto funcionarios del Gobierno Federal como del Estatal coincidieron al señalar que se trataba de un acto “terrorista”, sin saber cuál había sido el motivo por el cual se realizó este ataque que vistió de luto al país.

A 13 años de distancia, las autoridades mexicanas no han sentenciado a ningún implicado de este atentado terrorista ni tampoco han ofrecido la debida reparación de daño a los familiares de las víctimas.

Según investigaciones, hubo cinco advertencias que fueron notificadas vía telefónica y escrita, en sobre cerrado, a altos funcionarios de la Procuraduría General de la República (PGR), Policía Federal (PF), Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN), la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena), la Secretaría de Marina (Semar) y de Protección Civil que estaban comisionados en Michoacán, sin embargo, en ninguna de las cinco instancias la amenaza fue tomada en serio.