Te quedan artículos para leer en este mes. El registro es gratis.
Regístrate | Login

Analiza EU el uso de una opción militar en Libia

Internacional
/ 22 septiembre 2015

Según The Washington Post, el presidente de EU estudia adoptar medidas unilaterales en contra del régimen de Muammar Gadhafi

CIUDAD DE MÉXICO.- El gobierno estadunidense considera adoptar medidas militares si el líder libio, Muamar Gadhafi, no pone fin al baño de sangre en el país norteafricano, informó el diario The Washington Post en base a fuentes gubernamentales.

Las sanciones financieras adoptadas por el gobierno de Barack Obama serían sólo las primeras de una serie "que podrían incluir una opción militar", aseguró el rotativo estadunidense.

Entre esas medidas estaría la imposición de la prohibición de vuelo sobre Libia, para evitar así el bombardeo de los opositores de Gadhafi desde el aire. Sin embargo, en el seno del gobierno norteamericano hay dudas sobre si la comunidad internacional apoyaría esa medida.

Obama ya pidió a los servicios secretos que dirijan los satélites de espionaje y otros sistemas de vigilancia hacia Libia, informó The Washington Post. "El mensaje a Gadhafi es: Te observamos", dijo un funcionario del gobierno.

Según el diario, en un primer momento el gobierno de Obama no adoptó medidas decisivas contra el régimen de Gadhafi por miedo a posibles secuestros de ciudadanos estadounidenses en el país africano.

Diplomáticos estadunidenses destacados en Libia advirtieron al gobierno de lanzar "determinados mensajes" para no poder en peligro la vida de sus nacionales. "Haber ignorado esas advertencias habría sido muy difícil y peligroso", dijo al diario Ben Rhodes, del Consejo de Seguridad Nacional estadunidense.

En Reino Unido, el primer ministro británico David Cameron  declaró ayer que era "hora de partir" para el líder libio agregando que no habrá un papel para el dirigente en el futuro del país.

Cameron se expresó al término de una nueva operación del ejército británico para evacuar a civiles extranjeros bloqueados en el desierto libio.

Ayer tres aviones de la fuerza aérea evacuaron a unos 150 civiles de una base retirada en el desierto.

El primer ministro británico aseguró que "todo esto envía un mensaje claro al régimen: es hora de que el coronel Kadhafi se vaya, y que se vaya ahora".

"No tiene un lugar en la Libia del futuro", agregó Cameron.

La jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, aseguró que la UE tomará "con urgencia" medidas contra el régimen de Gadhafi como la congelación de sus fondos, la prohibición de viajar y el embargo de armas, en la misma línea de la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU.


EU apoya a opositores

La rebelión libia anunció ayer la creación de un "Consejo Nacional" para gobernar las ciudades en manos de la insurrección -entre las que figuran desde hace días varias del oeste del país- y recibió el apoyo de Washington, que le ofreció "cualquier tipo de ayuda".

De su lado, el líder libio Gadhafi sigue aferrándose al poder, haciendo caso omiso de la presión popular e internacional, y aseguró en  declaraciones al canal de televisión serbio Pink TV que el país está "completamente en calma".

"Se anunció en todas las ciudades liberadas de Libia la creación de un  Consejo Nacional", afirmó el portavoz de los rebeldes Abdelhafez Ghoqa en rueda de prensa en Bengasi (este), segunda ciudad del país a mil kilómetros de la capital Trípoli y bastión de la oposición.

"No podemos llamarlo gobierno de transición. Es un consejo nacional hasta que Trípoli no sea liberada", agregó el vocero. El consejo es "el rostro de  Libia durante el periodo de transición", aseguró, explicando que "cada ciudad, liberada o no, será consultada sobre su formación".

El este del país, rico en petróleo, cayó más de una semana bajo el control de la oposición armada a Gadhafi.

También en el oeste varias ciudades se encuentran "en manos del pueblo" desde hace varios días y "preparan una marcha para liberar Trípoli", aseguró en  Nalut, a 60 kilómetros de la frontera con Túnez, un miembro de su comité revolucionario.

"Las ciudades de Al Rhibat, Kabaw y Jado también han sido liberadas días", añadió la fuente.


Un abogado prendió la ira libia

La rebelión en Libia contra Muammar  Gadhafi, inspirada en las de Túnez y Egipto, también tiene su héroe, como el abogado Fethi Terbil, cuya detención fue la chispa que desató el movimiento de protesta contra el coronel que lleva casi 42 años en el poder.

Igual que Mohamed Buazizi, vendedor ambulante con diploma convertido en mártir y símbolo del malestar social en Túnez, o Wael Ghoneim, el egipcio que denunció las torturas de la policía, Fethi Terbil, de 39 años, encarna el movimiento de revuelta contra Gadhafi.

"Quiero que se le juzgue, con un juicio justo", asegura el abogado, que lleva una gorra, una kefia y calzado deportivo.

"Todavía llevo la indumentaria de la revolución, pero no por mucho tiempo", dice el joven, rodeado de consejeros mayores que él, y nervioso ante los periodistas.

"Espero de todo corazón que Gadhafi sea detenido con vida, pero si no es el caso...", e interrumpe la frase pasándose la mano por el cuello, como si fuera la hoja de un cuchillo.

El mayor caso en su carrera de abogado es el de la represión de 1996 contra un motín en la prisión de Abu Slim, cerca de Trípoli, en el que murieron mil 200 detenidos.

Entre las víctimas había uno de sus hermanos, un primo y un cuñado. "Los prisioneros se amotinaron para reclamar mejores condiciones de detención", explica. "Este régimen represivo y brutal les machacó en dos o tres horas", asegura.

Desde entonces, Fethi Terbil, detenido en siete ocasiones desde su época de estudiante, representa a un grupo de familias de Bengasi (la ciudad, situada mil kilómetros al este de Trípoli ahora en manos de los rebeldes) que perdieron a uno de los suyos, en un combate desigual contra el gobierno.

Y luego llegó el día de su detención. "El 15 de febrero miembros de las fuerzas de seguridad con armas vinieron a detenerme a mi casa. La noticia corrió rápidamente entre las familias de las víctimas, que decidieron manifestarse para pedir mi liberación", explicó.

"Le propuse que me dejara salir a hablar con los manifestantes, pero me dijo que si querían protestar las fuerzas de seguridad lo iban a impedir, y que no querían convertirme en héroe", explica Terbil, quien fue liberado el 16 de febrero. Y el 17 empezó la insurrección en Bengasi, que pronto se "propagó por toda Libia", explica el abogado, que no quiere tener un papel importante en el el futuro político de su país.

COMPARTE ESTA NOTICIA
TEMAS
Síguenos en

Newsletter Vanguardia

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie

Anuncio
Anuncio
Anuncio
Sugerencias del editor