Incendios en California obligan a evacuar miles de personas

Internacional
/ 25 julio 2021

Más de 2 mil 300 personas han tenido que abandonar sus hogares en California mientras que se espera el desalojo de otras 8 mil 300 por varios incendios

En una temporada de incendios adelantada el estado de California, Estados Unidos, se encuentra en estado de alarma.

En las últimas horas más de 2 mil 300 personas han tenido que abandonar sus hogares mientras que se espera el desalojo de otras 8 mil 300 dado que el fuego amenaza con consumir entre 7 mil y 10 mil 400 edificios en cuatro condados. 

En Oregon, el incendio Bootleg es tan caluroso que ha creado su propio patrón climático al sur del condado, con nubes de tormenta y hasta un tornado.

Se ubica como el incendio más grande al consumir 409 mil acres y estar contenido en 46 por ciento.

$!Incendios en California obligan a evacuar miles de personas

Dixie es el segundo incendio más grande en California al haber arrasado, hasta ahora, 190 mil 625 acres. Inició el 14 de julio pasado y las autoridades solo han podido contenerlo al 21 por ciento. 

Aunque la mayoría de la zona afectada está despoblada y es de difícil acceso amenaza con rodear 7 mil viviendas en los condados de Butte, Plumas y Lassie, así como la costa oeste del lago Almanor.

El tercer incendio de mayor preocupación es el Tamarack, cerca de Gardnerville, Nevada, cuyas llamas han consumido casi 67 mil acres; ha destruido al menos 13 estructuras y ha sido contenido en 27 por ciento tras once días de su inicio.

El Departamento Forestal y de Incendios de California (Cal Fire) señaló que hasta la mañana de este domingo más de siete mil 200 bomberos combatían seis grandes incendios forestales.

La historia de California indica que el incendio Long Draw de 2012 ha sido el más grande jamás visto al haber consumido 557 mil 28 acres; seguido del Biscuit de 2002 con 500 mil acres.

La temporada de incendios de este año se adelantó en el estado y se ha visto agravada por las altas temperaturas de las últimas semanas y la severa sequía que afecta al oeste de Estados Unidos.

Con información de El País y ABC News