Miguel Díaz-Canel, presidente de Cuba, acusa a EU por protestas contra el régimen

Internacional
/ 12 julio 2021

El mandatario cubano denunció la "participación de la administración estadounidense en las acciones de desestabilización política históricas que tienen lugar contra Cuba"

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel informó que las protestas que se llevan a cabo desde el día de ayer en la isla, se deben a la intevención de Estados Unidos.

El Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, estuvo en San Antonio de los Baños, y compareció ante la TV pública cubana para hablar sobre las protestas que se dejaron sentir en varios puntos del país.

El mandatario ilustró con ejemplos concretos sucedidos entre 2020 y 2021, años particularmente difíciles en los que el bloqueo económico, comercial y financiero contra la Isla se "ha endurecido hasta la crueldad, con el propósito de asfixiar la economía de la isla".

"Estados Unidos empezó a recrudecer el bloqueo con una serie de medidas restrictivas de persecución financiera en contra del sector energético con el objetivo de asfixiar nuestra economía y eso provocara el anhelado estallido social masivo, que sembrara las posibilidades poder llamar a una intervención humanitaria que termina en intervención militar y en injerencias, y que afectan los derechos, la soberanía y la independencia de todos los pueblos", expresó.

Díaz-Canel denunció que todo esto provocó una situación de desabastecimiento en el país, sobre todo de alimentos, medicamentos, materias primas e insumos para poder desarrollar procesos económicos y productivos que a la vez tributan a las exportaciones.

Ayer, por primera vez desde 1994, miles de personas se lanzaron a las calles en una veintena de poblados y ciudades a lo largo y ancho de la isla al grito de "libertad" y "abajo la dictadura".

Ante la extensión de las manifestaciones, el presidente Miguel Díaz-Canel se presentó ante la televisión nacional para convocar a sus seguidores a salir a las calles a "enfrentar" a los manifestantes.

"La orden de combate está dada: a la calle los revolucionarios", afirmó el mandatario, quien atribuyó la actual crisis que vive la isla al embargo de Estados Unidos y a medidas del gobierno de Donald Trump.