Sube tensión entre España y Bolivia por choque diplomático en embajada mexicana

Internacional
/ 29 diciembre 2019

La cancillería española rechazó acusaciones; los bolivianos piden salida de embajadores

MADRID, ESP.- España rechazó ayer que una visita diplomática a la embajada de México en Bolivia haya tenido la intención de extraer a miembros del depuesto gobierno izquierdista boliviano refugiados en el interior.

El Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación de España indicó en un comunicado que se trató de una visita “de cortesía” de su encargada de negocios ad interim, y negó “rotundamente que pudiera tener como objeto facilitar la salida de las personas que se encuentran asiladas en aquellas dependencias”.

España se vio inmersa repentinamente el viernes en una disputa diplomática entre México y el gobierno conservador interino de Bolivia al producirse un enfrentamiento frente a la embajada mexicana en La Paz.

La canciller boliviana Karen Longaric se quejó de que diplomáticos españoles que visitaron la residencia iban acompañados por hombres enmascarados y armados. Por su parte, algunos habitantes alegaron que podía tratarse de un intento de liberar a nueve exfuncionarios bolivianos refugiados en el interior.

Por su parte, el ministro de Gobierno interino de Bolivia, Arturo Murillo, anunció que pedirá que cambien a los diplomáticos de la Embajada de España en La Paz, tras el incidente en la residencia de la embajadora mexicana, en el que apuntó a que se buscaba facilitar la “fuga” de un exministro de Evo Morales.

Voy a pedir a la presidenta y a la canciller que pida que esas personas se vayan del país, no es correcto que vengan a hacer lo que quieran, hace muchísimos años hemos dejado de ser colonia española”, expresó Murillo.

A juicio del ministro interino, la actuación de los diplomáticos españoles ha ofendido a los bolivianos por lo que “no pueden seguir en este país”.