CNDH condena asesinato de Aranza Ramos, integrante de Madres Buscadoras en Sonora

Nacional
/ 18 julio 2021

Por su parte, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, solicitó dar seguimiento federal y local al feminicidio de Aranza Ramos, quien investigaba el paradero de su esposo desaparecido

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) expresó su indignación por el asesinato de Aranza Ramos, quien, de acuerdo con el Frente Nacional Ni una Menos, fue privada de su libertad y luego ejecutada el pasado 15 de julio en Guaymas, Sonora.

Mediante un comunicado, exhortó a las autoridades de Sonora a realizar la averiguación correspondiente, tomando en consideración la línea de investigación derivada de su actividad de buscadora, “a fin de encontrar a los responsables de este terrible asesinato y que sean sancionados de acuerdo a la ley”.

Además, el organismo solicitó se le de la atención que requiere a la familia de Aranza Ramos y la seguridad que necesitan las integrantes de Madres Buscadoras de Sonora, cuya líder Ceci Patricia Flores Armenta ha declarado que desde hace más de un mes recibieron amenazas de muerte, las cuales denunció ante la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE), “pero no se les dio respuesta”, señala el escrito.

Aranza Ramos era víctima indirecta de la desaparición de su esposo, Bryan Omar Celaya Alvarado; esa fue la razón por la que se unió a las Madres Buscadoras de Sonora en diciembre del año pasado, con estos hechos queda una víctima indirecta más, un niño de 2 años de edad, ahora en orfandad.

La CNDH indicó que todos ellos son víctimas, “que se han tenido que organizar para buscar a sus familiares a lo largo y ancho del país, forzadas por la falta de apoyos gubernamentales, invirtiendo sus propios recursos, desenterrando restos humanos con sus propias manos, en pie de lucha con la esperanza de encontrar a su familiar, y al mismo tiempo anhelando encontrarlo vivo y no en una de esas excavaciones”.

La Comisión manifestó que las cifras oficiales “son alarmantes” al resaltar cerca de 80 mil personas desaparecidas y más de 4 mil fosas clandestinas documentadas, “por lo que la CNDH se une a los reclamos y exigencias de justicia de los colectivos de buscadoras”.

De igual forma, “hace un enérgico llamado a las instituciones estatales y federales para que hagan su tarea, se fortalezcan las acciones de búsqueda, y se a ponga un alto a la violencia que priva a familias enteras de padres, madres, hijas e hijos, y las coloca ante la disyuntiva de tomar por sí mismas lo que las autoridades deberían hacer”.

Resaltó que el estado y sus instituciones “tienen la obligación de proteger y garantizar la vida de todas sus ciudadanas y ciudadanos, y su derecho a una vida libre de violencia”.

Finalmente, el organismo se declara listo “para formular y apoyar mejores respuestas institucionales para proteger la seguridad y los derechos de todas las personas que se ven obligadas a realizar acciones de búsqueda en nuestro país”.

Segob ordena dar seguimiento federal al feminicidio

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, solicitó este sábado dar seguimiento federal y local al feminicidio de Aranza Ramos en Sonora, quien investigaba el paradero de su esposo desaparecido.

“He girado instrucciones para darle seguimiento al caso de Aranza Ramos Gurrola, a nivel federal y local, para garantizar que se esclarezca su homicidio y no quede impune”, publicó Sánchez Cordero en su cuenta de Twitter.

La funcionaria afirmó que el compromiso de la dependencia que encabeza es apoyar en la búsqueda de personas desaparecidas.

El viernes por la tarde, la Fiscalía General del Estado de Sonora informó sobre el asesinato de Aranza Ramos y el comienzo de las investigaciones bajo el delito de feminicidio.

Su asesinato, aseguró la Fiscalía, se perpetró a las 23:30 horas del 15 de julio en el municipio de Guaymas. Ramos fue agredida a balazos por personas que irrumpieron en su domicilio.

Aranza Ramos era integrante del colectivo Madres y Guerreras Buscadoras de Sonora, al cual se unió en diciembre del año pasado, y estaba en busca de su esposo Brayan Omar.

“Una de las líneas de investigación es la relacionada con su activismo como integrante del colectivo Guerreras Buscadoras de Guaymas”, indicó la fiscalía en el comunicado.

El colectivo Madres Buscadoras De Sonora externó su indignación por el asesinato de Aranza Ramos, quien “sólo buscaba una parte de su corazón que alguien le arrebató”.

Reclamaron a las autoridades resolver el caso y aseguraron que, a pesar del dolor que causa la búsqueda de sus familiares desaparecidos, “en ocasiones somos víctimas de violencia verbal, física o psicológica, pero ahora con nuestra amiga y compañera Aranza se desbordó y llegó a la muerte”.

“¿Por qué no entregarle a su esposo, que era lo único que ella buscaba? No buscaba culpables, ni justicia; sólo la paz de su esposo y de su familia”, denunció el grupo en sus redes sociales.