Te quedan artículos para leer en este mes. El registro es gratis.
Regístrate | Login

Llama experta a evitar que explote conflicto por agua

Nacional
/ 17 septiembre 2020

Hay que planear entrega acordada con Estados Unidos

Si bien en Coahuila el problema de la repartición del agua conforme al Tratado Internacional de 1944 no ha causado mayores problemas políticos o sociales, la disputa que hay en Chihuahua por este mismo tema, brinda la oportunidad a usuarios y gobiernos de empezar a planear la entrega del agua comprometida con Estados Unidos, porque esto se está dejando en el olvido hasta el vencimiento del plazo cada cinco años, explicó Rosario Sánchez Flores.

Sánchez es experta en el tema del agua y académica de la Universidad Texas A&M, y plantea que el Tratado Internacional de 1944 en realidad no requiere de una reforma, porque todos los problemas que derivan de este se resuelven mediante minutas que se integran al tratado, previo acuerdo de México y Estados Unidos en la Comisión Internacional de Límites y Aguas (CILA).

“No es la primera vez que México enfrenta estos problemas. Es un instrumento legal que adquiere el nivel constitucional y por lo tanto hay una obligación de ambos lados”, dijo Sánchez Flores.

Explicó que la CILA es una de las instituciones más sofisticadas a nivel mundial, pero tiene un mecanismo para adecuar el tratado de 1944 a través de más de 350 minutos que adquieren el mismo nivel de obligación que el tratado y cada una aborda un tema específico.

NOS ESTAMOS QUEDANDO CORTOS EN PREVISIÓN

Pero la legislación actual, entre el Tratado de 1944 y sus respectivas minutas de adecuación, no corresponden aún a la realidad “nos estamos quedando cortos, pero esto no quiere decir que no se pueda llegar a acuerdos y que no se tengan los instrumentos legales”.

La problemática de México es que no hay una planeación y preparación de parte de las autoridades encargadas del agua, para poder cumplir con el tratado cada cinco años.

“No hay un plan B, el plan A es siempre esperar a que llueva. Las entregas del agua son cada cinco años y el clima ha cambiado a un punto en que no podemos predecir”, dijo.

Por su parte la legisladora local Gabriela Garza Galván, quien es la coordinadora de la Comisión de Asuntos Fronterizos en el Congreso de Coahuila, explicó que dada la problemática del agua en Chihuahua, el país y estado deben hacer un análisis para prever cualquier tipo de conflicto a futuro.

COMPARTE ESTA NOTICIA

Newsletter Vanguardia

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie

Anuncio
Anuncio
Anuncio