¿Qué implica solicitar la ‘emergencia económica’?

Politicón
/ 6 marzo 2020

La posición asumida en el Senado se suma a las múltiples voces que desde nuestra entidad han advertido –sin encontrar eco– acerca de la grave situación que vive la Región Carbonífera

La crisis que viven los habitantes de las regiones Centro y Carbonífera de Coahuila encontró eco ayer en la Junta de Coordinación Política (Jucopo) de la Cámara de Senadores del Congreso de la Unión, cuyos integrantes decidieron solicitar al Presidente de la República se declare a dichas regiones como “zonas de emergencia económica”.

“El Senado de la República exhorta respetuosamente al Gobierno de México para que analice y pondere, en su caso, la posibilidad de emitir un decreto para declarar a las regiones Centro y Carbonífera como zonas de emergencia económica”, señala el texto que firman los 11 integrantes de la Jucopo.

El texto señala que la “situación en la que se encuentra la principal empresa de la zona que es AHMSA” ha provocado “una parálisis” económica en la Región Centro, misma que repercute en la Carbonífera y se ve agravada “por la falta de renovación de los contratos de compra de carbón por parte de la Comisión Federal de Electricidad”.

Tal circunstancia, en opinión de los líderes de todas las fuerzas políticas representadas en el Senado, vuelve “urgente y necesario que el Gobierno Federal pueda coadyuvar a reactivar la economía, a través de acciones, exenciones o estímulos”.

El exhorto del Senado, cuyo texto se conoció ayer, no será formalizado sino hasta la próxima semana, debido a que lo extenso del orden del día de la sesión de este jueves impidió desahogar la propuesta formulada por los tres representantes que Coahuila tiene en la Cámara Alta.

Importa, sin embargo, que la situación registrada en Coahuila haya unificado el criterio de todas las fuerzas políticas del Senado y les llevara a solicitar la puesta en marcha de medidas extraordinarias que ayuden a paliar de inmediato los efectos de la crisis económica.

E importa porque la posición asumida en el Senado se suma a las múltiples voces que desde nuestra entidad han advertido –sin encontrar eco– acerca de la grave situación que vive en particular la Región Carbonífera, debido a que la Comisión Federal de Electricidad ha diferido de manera arbitraria la adquisición de carbón a pequeños productores.

También importa porque deja claro que no pueden anteponerse en este caso criterios políticos de ningún tipo, pues no se trata de una situación de la cual una fuerza política u otra pueda beneficiarse. Por el contrario, intentar lucrar con la situación sería merecedor de críticas para quien lo intentara.

Una cosa es, por supuesto, que todas las voces hayan decidido unirse para advertir sobre la gravedad de la situación en las regiones Centro y Carbonífera, y otra muy distinta que vaya a ocurrir algo una vez que el exhorto sea entregado en Palacio Nacional.

Se entiende por ello que, con todo y el gesto llegado desde el recinto legislativo de Paseo de la Reforma, los pequeños productores de la Carbonífera adviertan que iniciarán movilizaciones en demanda de una respuesta inmediata a sus demandas.