Primera Infancia: apuesta colectiva en beneficio de los niños

Bienestar
/ 22 septiembre 2021

Cientos de organizaciones civiles, acompañadas de 13 gobiernos estatales, 43 municipales y más de medio centenar de legisladores federales, impulsan la Red CCE por la Primera Infancia, que busca garantizar una alimentación sana y equilibrada durante los primeros años de vida a la niñez mexicana

En México, uno de cada ocho niños menores de cinco años presenta cuadros de desnutrición y solo tres de cada 10 bebés son alimentados únicamente con leche materna, por lo que diversas organizaciones han creado programas e iniciativas para fomentar un desarrollo pleno para la infancia del país durante sus primeros años (de 0 a 5 años).

De acuerdo con la Unicef la desnutrición se presenta principalmente en los estados del sur de México y en las comunidades rurales, más que en las urbanas; además, apunta que los más afectados son los hogares indígenas.

Es por ello que 13 gobiernos estatales, 43 presidentes municipales, 63 legisladores federales y más de 450 organizaciones crearon la Red CCE por la Primera Infancia, que suma esfuerzos para brindar apoyo a la niñez que no tiene acceso a una alimentación sana y equilibrada.

Fundación Lala, Bancos de Alimentos de México (BAMX) y el Colectivo Primera Infancia, son algunas de las organizaciones que participan activamente, sobre todo con la donación de alimentos, víveres y artículos de primera necesidad en los estados de: Oaxaca, Guerrero, Chihuahua, Coahuila, entre otros, para beneficiar a los niños.

La iniciativa también promueve el combate a la desnutrición, una prioridad para que los Gobiernos locales y el Federal atiendan a las niñas y niños del país para tener un mejor acceso a la salud, principalmente en la etapa antes mencionada, pues de los 0 a los 5 años es el periodo de vida propicio para potenciar las capacidades y habilidades de los menores.

¿Por qué urge priorizar el tema?

De acuerdo con datos de Unicef, la mala nutrición en niños se puede convertir en enfermedades como diabetes, obesidad, hipertensión y afectaciones al desarrollo cerebral, así como repercutir en el incremento del gasto de salud.

Es por ello que, como medida para evitar que la precariedad avance, se buscó formar parte de la red Primera Infancia, para promover entre más niños una acceso a una dieta saludable.

Hay que mencionar que iniciativas como esta ya han sido replicadas en otros países como en Colombia, en los que se busca disminuir la desnutrición del 13 al 8 por ciento de los menores para el año 2024.