Fotos: Francisco Muñiz
Don Juan dijo sentirse contento por hacer recibido la vacuna, pues a su edad temía enfermarse de Covid-19 y sufrir alguna complicación que comprometiera su salud

Este miércoles durante la mañana, el matrimonio conformado por Don Juan González de 91 años y Doña Esther de Gonzales de 89 años, arribó animoso al módulo de vacunación contra el COVID-19 ubicado en la Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro, junto a su hija Josefina de 62 años y su amiga Guadalupe Lopez de 71 años.

El martes este matrimonio de adultos mayores intentó vacunarse en el mismo módulo, pero ingresó a pie, por lo que el acceso les fue negado pues este es un módulo de vacunación vehicular y sería riesgoso permitirles el acceso caminando.

A las 4:00 am, su nieta Janeth y su hija Josefina, llegaron a la Narro para hacer fila y cerca de las 8:30 de la mañana otros familiares llegaron con los abuelitos para ingresar a recibir la vacuna.

“Ayer se los trajeron en un taxi, pero ya en la entrada mi hermano los bajó y querían entrar caminando, porque no sabían y porque iba a salir muy caro y nos dio mucho sentimiento, por eso hoy desde teléfono vinimos a formarnos y aprovechamos para vacunarnos también”, dijo la hija del matrimonio.

Don Juan, por su parte, dijo sentirse contento por hacer recibido la vacuna, pues a su edad temía enfermarse de Covid-19 y sufrir alguna complicación que comprometiera su salud.

Aqui estamos ya, qué más. Si estamos contentos, pero dicen qué hay que esperar otro mes para que esté completa, así que tenemos que venir de nuevo a qué nos pongan la que falta”, señaló.

Mientras que doña Esther dice que recibir la vacuna le da esperanza para poder retomar su vida y ver a los suyos. “Nosotros vinimos, no nos llamaron, pero ya queríamos que nos vacunaran porque ayer vinimos, pero nos regresaron porque tenía que ser en carro”, apuntó.

“Gracias a Dios que ya hoy nos trajo mi hija y la esposa de mi nieto para que nos picaran. Nos sentimos muy bien y estamos muy contentos y muy agradecidos porque todos dieron muy amables”, dijo.