Foto: Cortesía
Personal de la Aseguradora Nacional Agrícola y Ganadera acudió para realizar un análisis y determinar la causa de la muerte de cabras y borregas, principalmente
La secretaria del Medio Ambiente en Coahuila, Eglantina Canales, aclaró que fue una jauría la que atacó a más de 40 animales en la comunidad Guadalupe Victoria, y no una “bestia” ni “un hombre que se convertía en lobo” como afirmaron algunos ejidatarios.
 
Explicó que el día que ocurrieron los hechos personal de la Aseguradora Nacional Agrícola y Ganadera acudió para realizar un análisis y determinar la causa de la muerte de cabras y borregas, principalmente, en el ejido ubicado a 50 kilómetros al sur de Saltillo
 
“El dictamen de la aseguradora, después de hacer un análisis, concluyó que fue un ataque de perros. Esa es la forma en la que matan los perros; todos los depredadores tienen un patrón de ataque, eso fue un ataque de perros”, dijo Canales.
 
 
 
 
Asimismo, indicó que se revisaron las fototrampas de las noches posteriores al ataque, y aparecieron aproximadamente 70 canes rondando el área. 
 
Eso no quiere decir que los hayan visto atacando, pero aparecieron en las cámaras”, aclaró la secretaria.
 
Hace un mes, seis borregas amanecieron sin vida y ni una gota de sangre. Hasta ahora van más de 40 animales muertos con las mismas características: con orificios de colmillos en la yugular y las ubres arrancadas.
 
Canales explicó que, una vez que se dio el resultado de la causa de muerte, la aseguradora pagará a los ejidatarios el ganado que perdieron, sin embargo, este es un proceso largo.
Miedo. Los ejidatarios salen temerosos con su ganado; sienten que en cualquier momento “la bestia” volverá a atacar.

Ni con la presencia de la Sedena en el ejido Guadalupe Victoria regresa la tranquilidad al lugar

Por Paulina Pámanes

Llenos de temor viven los habitantes del ejido Guadalupe Victoria, luego de haber encontrado a más de 30 animales muertos en distintos corrales; borregos y chivas fueron los elegidos por el supuesto “hombre lobo” que acecha por el pueblo.

La gente que vive ahí ya no sale de sus casas con la misma confianza de antes, algunas personas que tienen más de 30 años viviendo en el lugar, aseguran que nunca antes había ocurrido algo igual.
Las tienditas permanecen abiertas, entra y sale gente constantemente, y por supuesto, no falta el tema de conversación en el que se menciona a ese ser “misterioso” ser que ha atacado a los animales y que los lugareños han denominado “la bestia”. 

Hombres y mujeres se ha unido para investigar por su cuenta qué es lo que ocurre en Guadalupe Victoria, pues aunque elementos del Ejército Mexicano estén involucrados en la búsqueda, la tranquilidad de la población no regresa.

José Refugio Peña ha crecido ahí, y comenta que se trata de un animal grande y fuerte y que nada tiene que ver con objetos que vuelan en el cielo, o al menos es lo que cree, porque hasta el momento, ya sea de día o de noche, nunca ha visto nada raro en el cielo.

“Yo no me siento muy confiado de salir, por eso cierro bien por dentro. Yo vivo en la orilla, allá por donde anduvieron anoche. Que iban a venir los policías federales pero no los he visto, cuando vienen esos, sí catean bien. No nos dejen solos, ya ve que para acá está solo”, comentó.

Los vecinos de las familias afectadas argumentan que también han aparecido ocho gatos muertos, y que la muerte de distintos animales ha sucedido durante casi un mes. 

Padres de familia muestran su preocupación, ya que sus hijos deben acudir a la escuela por la mañana y la tarde atravesando tramos largos y solitarios. Durante la noche, el ambiente es más tenso, pues ahora la mayoría de los ejidatarios ya no quiere salir, las mujeres prefieren no caminar por el “vivero”, pues no hay luminarias.

Algunas camionetas con conductores sospechosos se estacionan ahí y ahora con la incertidumbre que sienten, no quieren arriesgar su vida y ser atacadas por el ser misterioso.

“Tengo un niño en la secundaria pero siento miedo porque él se viene desde allá a las 06:00 de la mañana a agarrar el camión acá en el rancho, tengo temor de que me le vaya a atacar algo por el vivero porque ahí no hay farolas ni nada. No se sabe ni qué es, hasta que no se sepa va a estar uno tranquilo, no puede uno salir ni al monte de día”, dice preocupado.

Y lanza: “Ayúdenos a saber qué cosa es, es la primera vez que nos pasa aquí en el ejido”, dice Lluvia Esmeralda, quien tiene 7 años viviendo en el ejido.

EL DATO

30 animales muertos han aparecido en el ejido Guadalupe Victoria.