Foto: Especial
El exdirigente estatal del PES y dicho frente manifestaron que el presunto delito de corrupción de menores ocurrió el pasado 18 de mayo en Casa Naranjos, donde integrantes de la agrupación Drag Queen interactuaron con niños cuando les leían unos cuentos

El Frente Familias Fuertes Unidas por Nuevo León, encabezados por Juan Manuel Alvarado, exdirigente estatal del Partido Encuentro Social (PES), y el exdiputado local del PAN, Francisco Treviño Cabello, presentaron ante el Ministerio Público, en el Centro de Justicia Familiar, una denuncia por supuesta corrupción de menores contra integrantes de la agrupación “Drag Queen Story Hour”, a quienes entre otras cosas acusan de haber incurrido en “depravación y malformación sexual”. Esto, tras leerle cuentos a niños.

El exdirigente estatal del PES y dicho frente manifestaron que el presunto delito de corrupción de menores ocurrió el pasado 18 de mayo en Casa Naranjos, donde integrantes de la agruDrag Queen interactuaron con niños cuando les leían unos cuentos. 

Juan Manuel Alvarado afirmó que el artículo 196 del Código Penal del Estado señala que “comete el delito de corrupción de menores o de personas privadas de la  voluntad” a quien “procure o facilite cualquier trastorno sexual” y  “procure o facilite la depravación”.

Alvarado consideró que la ley es muy clara y que los integrantes de la agrupación de Drag Queens habrían incurrido en “depravación y malformación sexual a inocentes, a menores de edad que no tienen el criterio de formar su disciplina sexual, cuando sean adultos que lo resuelvan”.

Añadió que con esta denuncia, el personal de la Fiscalía General de Justicia del Estado sienta un precedente, porque según dijo no es la primera ocasión que acuden personas de la  comunidad en defensa de los niños a denunciar la promoción inadecuada de la ideología de género.

De acuerdo con El Universal, integrantes del colectivo LGBTTTI, encabezados por Mario Rodríguez Platas, señalaron que con dicha situación están en su derecho, pero descartó que proceda legalmente porque “hablan de oídas y desde la ignorancia”, y que lo único que hacen es incentivar al odio.