El funcionario insistió en que los aforos mayores son sinónimo de contagio, además de que no solo se arriesga a los ciudadanos del estado, ya que los aficionados que se trasladaron de la Ciudad de México también estuvieron bajo riesgo. ESPECIAL
El médico reveló que lo ideal era abrir los recintos hasta que los estados estuvieran en verde, dentro del semáforo epidemiológico, aunque la Liga MX permitió aforos en amarillo

CIUDAD DE MÉXICO.- Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción a la Salud, mandó un mensaje de urgencia a los directivos de la Liga MX de tener cautela en la reapertura de los estadios, tras lo sucedido el miércoles por la noche en Pachuca. El funcionario subrayó que los partidos del balompié nacional pueden significar un peligro mayor si no se respetan los protocolos sanitarios, como sucedió en el estadio Hidalgo.

"Los eventos deportivos son los más peligrosos en términos de comparación de propagación epidémicas, es decir, el riesgo de múltiples contagios en general", comentó López-Gatell, en Palacio Nacional. Aunque no estaba muy enterado de los hechos en Pachuca —incluso desconoció el marcador de 0-0 entre Tuzos y Cruz Azul—, el médico reveló que lo ideal era abrir los recintos hasta que los estados estuvieran en verde, dentro del semáforo epidemiológico, aunque la Liga MX permitió aforos en amarillo. "En rojo y naranja no se pueden realizan [eventos deportivos] definitivamente; aún en amarillo es preferente que no se haga, pero fue a lo que se acordó", dijo.

El Club Pachuca ya recibió una multa de medio millón de pesos por permitir más del 40 por ciento de su aforo para la ida de las semifinales del Guardianes 2021 y López-Gatell dejó en manos de las autoridades locales la posibilidad de cerrar el recinto en caso de que clasifiquen a la final. "Consideramos que es entendible que las personas empresarias del deporte y de los equipos, al igual de las personas que forman parte de la derrama económica, tengan la necesidad de que se abran los estadios lo más pronto posible, para recuperar la economía, pero no podemos perder de vista que el riesgo es notorio cuando se abren de golpe", comentó.

El funcionario insistió en que los aforos mayores son sinónimo de contagio, además de que no solo se arriesga a los ciudadanos del estado, ya que los aficionados que se trasladaron de la Ciudad de México también estuvieron bajo riesgo y todavía regresaron a la capital del país. "Deben tratarse con cautela y se lo recordamos a los empresarios deportivos".