Sequía. La paramunicipal aclara que en la colonia María de León sí existe una toma comunitaria. / Omar Saucedo
Aguas de Saltillo expresa que cuentan con un número elevado de campañas por la responsabilidad en el consumo de agua transmitidas en distintos medios convencionales

Luego del reportaje “15 años sin gota de agua” publicado por VANGUARDIA el pasado lunes, la paramunicipal Aguas de Saltillo respondió a través de una carta aclaratoria, que las fugas de agua en Saltillo son menores a las señaladas por la doctora Gloria Tobón.

Sin embargo, la información se contrapone con la señalada en el Programa de Indicadores de Gestión de Organismos Operadores del Gobierno Federal dada a conocer a través de la Semarnat, donde según el indicador “Eficiencia física 1”, al 2015 se superó la cifra que señala Aguas de Saltillo en la problemática de las fugas, y empató con la señalada por la catedrática Gloria Tobón en dicho reportaje (40 por ciento del líquido extraído). 

A través de esta carta, Aguas de Saltillo expresa que cuentan con un número elevado de campañas por la responsabilidad en el consumo de agua transmitidas en distintos medios convencionales, y medios digitales. Esto, haciendo referencia a lo señalado por la doctora, donde indica que el contenido de las campañas “son flojas”. Dichos promocionales, en el caso de la difusión digital, según Youtube reflejan apenas entre 4 y 327 visualizaciones comparado con los más de 240 mil usuarios a los que la paramunicipal presta el servicio.

El artículo 4 de la Constitución en su párrafo sexto, indica que el agua es un derecho humano para todos los ciudadanos mexicanos, mismo al que Aguas de Saltillo omitió dar respuesta en la aclaración anteponiendo su acato al Artículo 86 de la Ley de Aguas para los Municipios del Estado de Coahuila de Zaragoza. Sin embargo, la Asociación de Usuarios del Agua de Saltillo, a través del abogado Reyes Flores Hurtado, ya logró obtener un amparo a uno de los usuarios, contra la ley estatal, pues esta viola el derecho constitucional.

En la carta aclaró que sí existe una toma comunitaria en la colonia señalada en el reportaje (María de León, al suroriente de la ciudad), aunque las pruebas muestran que como consecuencia del poco abastecimiento del que gozan sus habitantes, se tuvieron que comprar mangueras de más de 150 metros de extensión para conectarlas a las tomas de sus vecinos en la colonia Guerrero.