Foto: Vanguardia/Orlando Sifuentes
Durante la madrugada, las autoridades registraron el ingreso de once menores migrantes no acompañados, que ya fueron debidamente ingresados al albergue

El alcalde de Piedras Negras, Claudio Bres Garza, informó que durante la madrugada del tercer día de la recepción de la Caravana Migrante, el número del contingente que está siendo atendido en el albergue habilitado ya reunió un conteo de al menos dos mil personas. 

Luego de dar un mensaje inicial a los adentros del Albergue Migrante instalado en la fábrica en desuso de esta frontera “Masesa”, el edil comunicó que por la noche, y durante la madrugada, el albergue recibió a un nuevo número de personas migrantes donde se registró un incremento de mil 600 a dos mil personas. 

Aquí tenemos, en un espacio reducido, una población más grande que los municipios de Guerrero y de Hidalgo. Debemos ver por ellos en todos los aspectos, higiene, comer, dormir. No son privilegios, quiero que lo entienda la sociedad de Piedras Negras. Con un gran sentido de responsabilidad está actuando la autoridad”, expresó. 

Asimismo, aseguró que durante la madrugada, las autoridades registraron el ingreso de once menores migrantes no acompañados que deambulaban por las calles de Piedras Negras, y que ya fueron debidamente ingresados al albergue. 

José Luis Pliego Corona, Secretario de Seguridad, dijo que debido a las acciones prontas que se tomaron conjunto entre autoridades de Piedras Negras y del Estado, fue que se impidió la dispersión de este gran contingente proveniente de Centroamérica.

 

“Esto ha permitido, que en todos los registros que se están llevando a cabo saber quiénes son, saber de dónde vienen, cuántas familias vienen, y cuáles son sus propósitos en términos de aspiraciones”, expresó.