Foto: Twitter
Laguneros temen la contaminación por efecto de la mezcla de aguas residuales con potable, cuando un problema de salud más grave los podría estar acechando

Torreón, Coahuila. – Vecinos de la colonia El Campestre pidieron la realización de análisis bacteriológico del agua que llega a sus hogares, ya que desde que es reparado el colector caído en ese sector, empezaron a recibir el líquido de color café, presumiblemente por la mezcla de aguas residuales con potable, aunque el gerente del Simas refiere que podría deberse a la vieja tubería de asbesto, un material comprobado de ser altamente cancerígeno.

Los usuarios temen la contaminación por efecto de la mezcla de aguas residuales con potable, misma que ha llegado a los usuarios, como consecuencia de las reparaciones del colector general y de la red conductora de agua potable que desde hace más de una semana se llevan a cabo, siendo que un problema de salud más grave los podría estar aquejando derivado del asbesto de la tubería.

El gerente general del Sistema Municipal de Aguas y Saneamiento de Torreón, Juan José Gómez, descartó tal problema y aclaró que la falla en la red hidráulica fue derivada de la vieja tubería de asbesto, la que incluso es cancerígena y representa un foco de contaminación para el líquido que se consume en la ciudad.

Reconoció que más del 90 por ciento de la red de agua potable en el municipio es tubo de asbesto, material prohibido por la norma sanitaria, pero dijo no tener un proyecto de sustitución de las líneas hidráulicas en estas condiciones.

Manifestó que seguramente son las cisternas o tinacos de los domicilios los que pudieran estar sucios; sin embargo, los vecinos permanecen con la incertidumbre y temen por su salud.

En una semana, tres veces se “cayó” la obra de introducción del nuevo drenaje sanitario en la calle Paseo del Lago y Paseo del Campestre en la colonia Campestre La Rosita.

Los usuarios dicen que no es posible que el Simas no les dé una solución, pues lo único que les dicen es que dejen correr el agua hasta que salga limpia, pero tienen días y noches con las llaves abiertas, pero no deja de salir sucia, “ya me imagino lo caro que va a salir el recibo”.