El presidente Donald Trump (i) al lado del secretario de Trabajo Alexander Acosta (d) durante una reunión en la Casa Blanca, en Washington. Foto: AP
El presidente Donald Trump declaró que revisará “cuidadosamente” la manera en que su ahora secretario del Trabajo manejó el caso de abuso sexual de menores contra el financiero multimillonario Jeffrey Epstein.

El presidente Donald Trump declaró que revisará “cuidadosamente” la manera en que su ahora secretario del Trabajo manejó el caso de abuso sexual de menores contra el financiero multimillonario Jeffrey Epstein.

El secretario del Trabajo Alex Acosta era fiscal en Florida hace una década cuando se le permitió a Epstein evadir una larga condena de cárcel a pesar de acusaciones de abuso sexual de menores.

Hoy, Trump elogió a Acosta, afirmando que “lamento mucho” lo que le ocurrióal funcionario quien según dijo “ha hecho un excelente trabajo”.

Si una revisa el pasado las decisiones de cualquier persona, ya sea un fiscal, un vicefiscal o un juez, si uno ve lo que pasó hace 12 o 15 o 20 años y revisa esas decisiones, probablemente uno verá que esos funcionarios ahora creen que quizás lo deberían haber hecho distinto", dijo Trump.

Añadió: “Hubo mucha gente involucrada en esa decisión, no sólo él (Acosta)”.

Poco antes, Epstein cuestionó a las víctimas menores de edad que presuntamente abusó, a través de documentos presentados en una corte de Florida donde un juez sopesa qué hacer sobre la violación del gobierno a la Ley de Derechos de Víctimas de Crímenes.

El abogado de Epstein, Roy Black, presentó una respuesta el lunes en el caso de Florida luego que un juez federal fallara que los fiscales no consultaron con las víctimas apropiadamente al llegar a un acuerdo con la fiscalía en el 2008, mediante el cual no se le presentaron cargos graves pero el magnate se declaró culpable de cargos menores.

Los documentos que presentó Epstein sostienen que las víctimas se excedieron al tratar de remediar esa infracción al remover las cláusulas de inmunidad para otras personas y al permitir que Epstein sea enjuiciado en corte federal en Florida de nuevo.

La respuesta legal fue presentada poco después de que Epstein compareció el lunes en una corte federal de Manhattan, despeinado y con el uniforme azul de preso, y fue acusado de cargos de tráfico sexual y asociación ilícita perpetrados presuntamente a principios de la década del 2000.

Epstein se declaró inocente y seguirá arrestado hasta al menos el 15 de julio, cuando tiene previsto una audiencia de fianza. Sus abogados dijeron que las nuevas acusaciones ya habían quedado resueltas mediante el acuerdo de Florida.

Fiscales de Nueva York dijeron el lunes que ellos no están sujetos a ese acuerdo, y que descubrieron una "gran cantidad" de fotos lascivas de muchachas o niñas al allanar su mansión en la ciudad de Nueva York el fin de semana.

Las autoridades también encontraron documentos y archivos telefónicos que corroboran los presuntos crímenes, y un cuarto de masajes con mesa instalada de la misma manera que las presuntas víctimas lo han descrito, dijeron fiscales.

Dos de estas presuntas víctimas dijeron que se sienten empoderadas tras la presentación de acusaciones.

Michelle Licata dijo en el programa "Good Morning America", de ABC, que lloró cuando vio al magnate comparecer en la corte federal de Manhattan.

Licata y otra presunta víctima, Courtney Wild, asistieron a la audiencia.

Ella dijo que "ya era tiempo" de que se presentaran los cargos contra Epstein.

Wild dijo que ha estado pidiendo justicia durante años por este caso. Ella demandó al Departamento de Justicia en el 2008 pidiendo que los detalles del acuerdo extraoficial del magnate con la fiscalía se hagan públicos.

Precandidatos y líderes demócratas de ambas cámaras del Congreso han pedido la renuncia de Acosta debido a su participación en el caso en Florida en el 2008 .

 

Demócratas piden renuncia de Acosta por caso Epstein

 

Un gran número de demócratas exigieron la renuncia del secretario de Trabajo Alexander Acosta debido a su participación en un acuerdo del 2008 que permitió que el acaudalado financiero Jeffrey Epstein evitara ir a la cárcel pese a acusaciones de abuso sexual de menores.

Entre los que pidieron la renuncia de Acosta estaban el líder de la bancada minoritaria del Senado Chuck Schumer, las senadoras Amy Klobuchar de Minnesota y Kirsten Gillibrand de Nueva York y el senador Tim Kaine de Virginia. La presidenta de la cámara baja, la demócrata Nancy Pelosi, de California, también pidió la renuncia el lunes por la noche.

Acosta, y por extensión el presidente Donald Trump, quien lo nombró al puesto de su gabinete, han estado bajo escrutinio desde que fiscales federales anunciaron el lunes una serie de cargos de abuso sexual de docenas de menores contra Epstein, presuntamente ocurridos a principios de la década del 2000.

Epstein, conocido por su lujoso estilo de vida y conexiones con personalidades poderosas como Trump y el ex presidente Bill Clinton, podría enfrentar hasta 45 años de prisión de ser hallado culpable de cargos de tráfico sexual y asociación ilícita. Se ha declarado inocente.

Acosta era fiscal federal en Florida cuando participó en el acuerdo de Epstein con la procuraduría en el 2008, mediante el cual al magnate no se le presentaron cargos federales. Esa investigación involucró al menos 40 adolescentes, y el acuerdo permitió que Epstein evitara una posible cadena perpetua de haber sido hallado culpable.

Schumer dijo en la cámara del Senado que las evidencias en contra de Epstein en el 2008 eran aplastantes y que no podía creer que Acosta había accedido al acuerdo. Dijo que Acosta debe de renunciar y Trump debe de despedirlo si no lo hace.

"En vez de procesar a un depredador y traficante en serie de niños, Acosta optó por darle un castigo leve", dijo Schumer. "Esto no es aceptable. En Estados Unidos no podemos tener como funcionario líder nombrado a alguien que ha hecho esto”.