Foto: Especial
Si se comprueban los cargos, la sentencia máxima podría ser de 3 años, aunque todavía falta que la demanda termine y que un juez decida qué va a pasar

Las cosas se complican cada vez más para la ex esposa de Johnny Deep, ya que esta semana se ha informado que la actriz Amber Heard podría ir a prisión por falsificar evidencias contra su ex marido.

Desde hace un par de años inició esta batalla legal entre amabas estrellas de Hollywood, debido a que la protagonista de ‘Aquaman’ indicó que fue víctima de violencia domestica mientras estuvo casada con Deep, pero tiempo después se rebelaron audios donde se comprueba que ella era la agresora.

Posteriormente, se dio a conocer que varias pruebas que la estadounidense estuvo presentando a lo largo de los juicios fueron manipuladas, por lo que ahora el medio International Business Times indicó que por estas acciones la celebridad podría pasar al menos tres años en la cárcel.

"El Código Penal de California, Sección 141 PC, declaró que es ilegal alterar, modificar, plantar, colocar, ocultar, fabricar o mover cualquier material físico con la intención de hacer que alguien sea acusado de un delito. Algunos enfrentarían cargos por delitos graves por esto. Los cargos relacionados incluyen el ofrecimiento de pruebas falsas bajo el Código Penal de California 132 PC y la preparación de pruebas falsas bajo el Código Penal de California Sección 134 PC que se consideran delitos graves y conllevan una pena máxima de hasta tres años. Esto se aplica incluso si la persona realmente no lo presenta, pero tiene la intención de presentar la evidencia falsificada como verdadera"

Lo anterior fue explicado por la misma fuente, dando a entender que estas pruebas modificadas no se tomarán a la ligera, por lo que podría provocar una victoria en los juicios de Deep y le arruinaría la vida a Heard.

La evidencia en cuestión se trata de una serie de imágenes que la actriz compartió en las que tenía moretones en los ojos, en su momento, ella dijo que Depp la había golpeado. Al parecer, la estilista de Heard, Samantha McMillen declaró que la actriz nunca tuvo esos moretones y todo fue una mentira.

Foto: Especial

McMillen dijo en la corte que :

“Durante el día 16 de diciembre de 2015 pude ver claramente que Amber Heard no tenía marcas visibles, contusiones, cortes o lesiones en la cara o cualquier otra parte del cuerpo”, esa fue la fecha en la que Amber acusó a Depp y presentó las imágenes como pruebas.

Si lo que McMillen dice es verdad, Heard podría terminar en prisión debido a que el código penal de California dice que: “Es ilegal alterar, modificar, plantar colocar, ocultar, fabricar o mover cualquier prueba física con la intención de hacer que alguien sea acusado de un delito. El ofrecimiento y preparación de pruebas falsas se consideran delitos graves y conllevan una pena máxima de hasta tres años”.

El caso de divorcio comenzó en 2016 y los dos actores han seguido presentando sus pruebas desde entonces (en 2018, Heard incluso escribió un artículo sobre el maltrato que sufrió), pero, actualmente, Depp está demandando a su ex esposa por difamación y dice tener evidencias de que ella mintió y falsificó información relacionada con el caso para dañar su imagen.

Si se comprueban los cargos, la sentencia máxima podría ser de 3 años, aunque todavía falta que la demanda termine y que un juez decida qué va a pasar.

Además de que Amber Heard podría ir a prisión por falsificar evidencias, en redes sociales han comenzado campañas en contra de ella para que no sea contratada para ‘Aquaman 2’ y sea despedida como la embajadora de L´Oreal.