Archivo
Fermín Carrizales, el comisariado del ejido, negó que hubiera privado de la libertad a un trabajador de la empresa

Luego de que ejidatarios tomaran cuatro pozos de la localidad de Jagüey de Ferniza, Aguas de Saltillo (Agsal) emitió un comunicado donde informó que actuará por la vía penal contra los pobladores de esa zona, al acusarlos de vandalismo y privación de la libertad.

Ante los señalamientos de la paramunicipal, Fermín Carrizales, el comisariado del ejido, negó que hubiera privado de la libertad a un trabajador de la empresa, ya que sólo estuvo cinco minutos en el área la cual fue cercada por los pobladores, y después se retiró en su camioneta.

A la par, Carrizales descartó que ellos hubieran vandalizado en las instalaciones, ya que nunca entraron ni truncaron la seguridad del predio; sostuvo que ellos tienen pruebas en video y fotografía.

Aguas de Saltillo también aseveró que los pendientes con el ejido -en cuanto al abastecimiento de agua y las indemnizaciones- han sido liquidados. 

Ante ello, la paramunicipal señaló que está dispuesta al diálogo con los ejidatarios y en su caso, negociar las demandas, toda vez que -asegura- ha respetado los terrenos donde se ubican los pozos. 

Sin embargo, el comisariado Carrizales notificó que ningún representante de Agsal los ha buscado, pese a las movilizaciones por el fuerte rezago en el suministro de agua que los ha llevado a pedir apoyo.